En Hidalgo, 75 detenidos por nexos con Los Zetas

contraEntre los arrestados destaca un ex kaibil, soldado de élite de origen guatemalteco


Hasta la fecha han sido detenidas en Hidalgo 75 personas, entre ellas varios funcionarios públicos federales, estatales y municipales, así como jefes de las plazas de Huejutla y Tulancingo de la organización criminal “los Zetas”, -uno de ellos ex kaibil de origen guatemalteco, quienes secuestraban, extorsionaban y asesinaron a varias personas.

Así lo informó el secretario de seguridad Pública estatal Damián Canales Mena durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Pública del Congreso estatal, ante cuyos integrantes realizó un detallado recuento de la situación delictiva en la entidad, y reconoció que el crimen organizado “infiltró” a todas las corporaciones policiacas, incluido el C-4.

Dijo que aunque ha habido un proceso de depuración de las corporaciones policiacas, no descartó que existan todavía malos elementos que trabajen para la delincuencia organizada, concretamente la organización criminal “los Zetas”, que ven a Hidalgo como una ruta de paso para el trasiego de drogas, por estar cerca al Golfo de México, del Distrito Federal y estado de México.

Canales Mena detalló que la detención del jefe de la plaza de Huejutla de “los Zetas”, el famoso “Conta asesino” y cinco personas más que están identificadas como delincuentes, ha sido el logro más importante de las autoridades estatales y federales.

Explicó que fueron detenidos en el último año tres comandantes, una abogada del Ministerio Público, y el sobrino del presidente municipal de Tulancingo Camilo Ortiz Márquez, todos vinculados con “los Zetas”.

Junto con ellos, añadió, fueron capturados 10 sicarios, 15 “halcones” (vigilantes) cuya función es avisar a los jefes de la organización criminal de los movimientos de la policía y fuerzas armadas; también fueron aprehendidos tres jefes inmediatos de los “halcones”; dos proveedores de vehículos robados; tres proveedores de armas; 24 policías que brindaban protección; explicó que hasta el momento se han contabilizado a 11 personas muertas.

“Si todos estos individuos estuvieran operando con los detenidos y los que se dieron a la fuga, no sé qué situación habría en Hidalgo”, señaló Canales Mena.

Comentó que en el operativo en la colonia 11 de Julio de la capital hidalguense, en agosto del año pasado, se rastreó sin éxito a unas personas por lo que se realizó otro operativo en la zona de Mineral de la Reforma.

“Ahí entra por un camino el coordinador de investigación estatal y halla a un subdelegado de la PGR en el estado, por lo que ordena que se identifique a su gente y me dicen que es el subdelegado y que es su gente, por lo que indico que los resguarden hasta las instalaciones de la PGR y aparentemente se había acabado el operativo.”

Sin embargo, por un acceso distinto llegó la policía estatal y se topan de frente a quienes dijeron ser AFIS y traían chalecos y armas largas.

“Vinieron las intimidaciones y la desesperación por parte de ellos, agreden a la policía y le lanzan a un compañero una granada y le desprenden un pierna cuando estalla. Se da el enfrentamiento y en Mineral de la Reforma pierden la vida tres de nuestros compañeros y de parte de ellos pierden nueve y se les hace el aseguramiento.”

Se les aseguran nueve armas largas AR-15, 10 chalecos antibalas, 2 mil 500 cartuchos, 50 cargadores, dos granadas, 1 millón 250 mil pesos en efectivo, y tres kilos de cocaína.

Juan C. Doria, instalaciones de la Feria 2009

Damián Canales detalló que otro enfrentamiento con “los Zetas” se registró el año pasado durante la feria Internacional de Pachuca, donde sin razón alguna se presentaron cuatro o cinco vehículos de este grupo de delincuentes que operan en el estado y que presuntamente iban en busca de algún mando policiaco.

“Ahí agreden a un compañero inicialmente, lo privan de la vida y en su huida privan de la vida a un compañero más que estaba en la intersección del bulevar Felipe Ángeles, donde se origina una persecución” que termina en el municipio de Emiliano Zapata, dijo.

Aseguró que ahí se logra la detención de cinco presuntos responsables de las muertes de los elementos uniformados en Pachuca.

“Expreso mi reconocimiento a los cuerpos policiacos que han intervenido en estos enfrentamientos porque a veces es más con el corazón que con técnica, pero hoy veo una policía muy distinta a la que vi a mi llegada”, apuntó.

Se aseguraron cinco presuntos delincuentes, uno muerto, se aseguraron cuernos de chivo, pistolas, 1020 cartuchos, 38 cargadores una granada.

Cuatro Zetas detenidos en Tepeapulco

Más adelante, Canales Mena relató que se detuvo en un Oxxo una camioneta con cuatro personas relacionadas con “los Zetas”, quienes cobraban uso de piso en Tepeapulco.

“Recibimos al menos tres llamadas de comerciantes que daban las características de una camioneta Explorer y tras varias semanas de investigación y vigilancia se logró la identificación y las personas se lograron vincular con el crimen organizado. Estas personas están a disposición de la Subprocuraduría de Investigaciones en Delincuencia Organizada (SIEDO). Dos de las personas detenidas pertenecieron a la Policía Federal Ministerial.”

Sobrino del alcalde Jorge Márquez “lo pone” a “los Zetas”

El titular de la SSP estatal narró a los diputados locales que Camilo Ortiz Márquez, sobrino del presidente municipal priista de Tulancingo Jorge Márquez iba a poner a su tío, ya que le había mandado dos coronas de muerte como mensaje de que pronto se iba a morir.

Viene de la página 3

“Esta persona estaba coludida con el grupo de ‘los Zetas’. Se les encontró una casa de seguridad con autos robados y que les servían para hacer levantones”.

Damián Canales aseguró que se dio una lucha por la Plaza de Tulancingo entre una persona conocida como “el Bronco” y “el Kawachi”. El primero, dijo, fue en el 2002 y sabemos que mandaron al segundo a manejar la plaza.

“Encontramos en la casa de seguridad dos tambos en los que se encontraron restos de personas, determinaron los peritos que en uno calcinan a dos personas y en el otro tambo a tres. Tenemos información de quiénes son los calcinados.”

En el operativo se encontraron junto a la casa de seguridad y en un taller de Camilo Ortiz Marquez 48 vehículos, todos con reportes de robo y alterados en sus registros, además de plataformas y cajas refrigeradas y cajas secas.

“En una de esas camionetas levantaron al director de reglamentos del municipio de Tulancingo, para intimidarlo.”

Aseguró que antes de las 24 horas en que detuvieron a los delincuentes, sobre todo al conocido como “Pinky”, un ex kaibil (militar contra-insurgente) de origen guatemalteco, a quien se presume que intentarían rescatar a los detenidos (como oportunamente informó este diario).

“Porque varios halcones (personas que sirven de observadores) fueron detenidos en las afueras de las instalaciones de la coordinación de Investigaciones, quienes informaban el número de elementos que se tenían a la vista en ese lugar por un posible rescate.”

Explicó que “el Pinky” era el jefe de la plaza en Tulancingo, que se trata de una persona de origen guatemalteco, de los llamados kaibiles, y tres sicarios, fueron detenidos y se les aseguraron varios vehículos, y que tiene conocimiento de que “el Pinky” participó en la muerte de varios policías federales en el Arco Norte en los últimos días de diciembre.

El grupo delictivo “los Zetas” que operaba en Tulancingo salía por las madrugadas a los bares para ver cómo iba la venta de droga y para cobrar el derecho de piso; fue asegurado en un retén, aunque trataron de escapar, los elementos estatales se lo impidieron.

“Los copan otros compañeros, y los revisan donde les encontraron dinero en efectivo que inicialmente fue ofrecido a los compañeros policías: 50 mil pesos y después 100 mil. Esta gente les cobraba derecho de piso a los tianguistas de Tulancingo.”

Zempoala, 3 de julio de 2010

Detuvieron en Zempoala a dos sujetos proveedores de armas que tenían la intención de hacer llegar a “los Zetas” de Tulancingo armas de alto calibre.

“Una denominada Barret 5.7 que contra ésta no sirve ningún blindaje y pueden derribar un helicóptero. Iban a hacer contacto en Tulancingo con una persona que conocían como “el contador”, a quien les iban a entregar las armas.”

“El Bronco”, ex agente de la policía ministerial era el jefe de la plaza regional y el “Pinky” el jefe de Tulancingo, pero por algunos manejos se ordenó que fuera el “el Kawashi” que tomara el lugar de “el Bronco”.

“Cuando estaba el cambio de mando se llevó a cabo la acción de la detención, donde aparece una abogada que amenazó a los policías y que no sólo estaba defendiendo legalmente, sino que también participaba en los actos delictivos”, explicó el funcionario.

Policías protegían a Zetas

Canales Mena detalló que el comandante de grupo especial de reacción de la policía de Tulancingo, el director de la policía municipal de Cuautepec y un policía federal ministerial protegían a este grupo de delincuentes. Dijo que también había policías municipales de Tulancingo -incluso entregaron a un policía de investigación municipal de nombre Gregorio.

Comentó que el último acontecimiento relevante -donde perdieron la vida dos uniformados de la policía municipal de Actopan- se dio en la madrugada de la jornada electoral del 4 de julio, donde varios zetas asesinaron al director y el subdirector de la Policía Municipal de Actopan Refugio Apátiga Pérez e Isaías Pérez Cortés.

Explicó que en uno de los vehículos que abandonaron los delincuentes fue hallado armamento de fabricación rusa de alto calibre; aseguraron un lanza-cohete, dos cohetes y una granada, cartuchos útiles de varios calibres y un arma calibre 35.

Tras dar a conocer esta información sobre el grupo criminal a la Comisión de Seguridad Pública del Congreso estatal, Damián Canales aseguró que aunque ha habido avances en el combate de los grupos delictivos en Hidalgo, aún falta mucho por hacer y que en este momento hay una averiguación en curso en Tula de Allende y en otros municipios de la entidad relacionados con el crimen organizado.