A 108 años del fallecimiento de Baltasar Muñoz Lumbier

El 31 de enero de 1906, murió en Pachuca Baltasar Muñoz Lumbier; quien nació en Chihuahua 1856. Sus padres lo enviaron desde pequeño a estudiar en la capital de Hidalgo.
Se matriculó en el Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios (ILEAO), donde aprobó el 11 de octubre de 1879 el examen profesional de ensayador y apartador de metales; el 29 de diciembre del mismo año obtuvo el grado de ingeniero de minas y beneficiador de metales.
Firmó su título el entonces gobernador del estado, Rafael Cravioto con fecha del 31 de enero de 1880. Se desempeñó como profesor de mineralogía utilizando como mesa de prácticas aquel gabinete de geología y paleontología inaugurado en octubre de 1894.
El primero de marzo de 1892 fue designado director del ICL conforme al acuerdo del mandatario de la época, quien determinó que durante ese año los docentes del instituto debían hacerse cargo de la dirección por un mes, repitiendo estas funciones del 4 de abril al 31 de mayo del mismo año.
También ocupó esa distinción del 7 de octubre de 1893 al 2 de octubre de 1894 y del 4 al 15 de enero 1895. Asimismo, dirigió la publicación bisemanal El Minero de Pachuca y fue el primer ingeniero mexicano que dirigió una compañía minera estadunidense en nuestro país.
En su memoria, el salón de actos del centro cultural universitario La Garza, la excapilla de Nuestra Señora de Guadalupe del siglo XVIII, lleva el nombre de Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier.
El recinto fue testigo de innumerables acontecimientos de la vida universitaria como los actos conmemorativos del centenario del ILEAO, los 50 años de la creación de la UAEH y las sesiones del Honorable Consejo Universitario.

el dato

En su memoria, el salón de actos del centro cultural La Garza, la excapilla de Nuestra Señora de Guadalupe del siglo XVIII, lleva el nombre de Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier

Así como los informes de la administración, las ceremonias protocolarias de otorgamiento de doctorados honoris causa, conciertos sinfónicos y corales, conferencias magistrales y actividades del Festival Internacional de la Imagen.
Muchas generaciones del ICL con orgullo llevan su nombre recordando a este distinguido profesor y directivo que dejó huella por su sapiencia y vocación magisterial. Hoy lo conmemoramos como un forjador de la educación en el estado y el instituto, antecedente de la universidad.
* Director de enlace de la rectoría de la universidad, basado en el libro Recuento de sucesos. Tres siglos
de vida institucional a través
de sus efemérides

Muñoz Lumbier, hombre versátil, preparado y culto: investigador

Baltasar Muñoz Lumbier estudió en el Colegio Nacional de Minería y en la última parte de su carrera de ingeniería minera arribó a la capital hidalguense, integrándose a la Escuela Práctica de Minas de Pachuca.
El catedrático de ingeniería industrial de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Mario Sáenz Piña, es apasionado investigador de la vida del ingeniero, a quien deseó conocer cuando era estudiante.
Mencionó que lleva cinco años analizando la vida del chihuahuense y su recopilación de información registra avance de 90 por ciento, por lo que publicará una obra sobre la vida del personaje.
Mario Sáenz comentó que el ilustre hombre conformó algunas obras literarias, además patentó una innovación sobre el ámbito de refinación de metales preciosos, específicamente una mejora en cuanto a la molienda del mineral.
Manifestó que fue “un hombre versátil, preparado y culto”; efectuó varios levantamientos topográficos mineros.
“Como catedrático del Instituto Literario, su participación influyó en los posteriores ingenieros mineros. Era una persona liberal en cuanto a su ideología y murió en Pachuca a los 50 años.”