Basurero de El Huixmi con los días contados

Mientras la apertura del relleno sanitario metropolitano está detenida por conflictos, el tiradero de El Huixmi, en Pachuca, tiene los días contados pues en mayo concluye su vida útil.
El titular de la Secretaría de Servicios Municipales, Levi Leines Rodríguez confirmó el poco tiempo que le queda al basurero local que por más de 30 años ha dado servicio a la capital hidalguense y a municipios aledaños.
“Es una cuestión cierta, tenemos la celda cuatro que se unió con la dos para dar un poco más de vida útil al relleno sanitario de El Huixmi. Esto quiere decir que tenemos hasta mayo para tirar basura ahí”, indicó.
Pero el municipio no se quedó con los brazos cruzados para esperar en qué momento se destraba el conflicto entre integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) de Hidalgo, y del Movimiento Tlaxiaca Despierta (MTD) con el gobierno estatal.
De acuerdo con Leines Rodríguez tomaron previsiones como la construcción de otra celda más pequeña pues en caso que el relleno sanitario metropolitano no sea abierto en un futuro próximo, dará dos años más de vida útil al tiradero municipal.
“Ya tenemos un espacio en la entrada del relleno sanitario, lo previmos. Si tenemos una urgencia, como es el caso, podemos utilizar esa celda”, dijo.
Aunado a esa alternativa, el funcionario municipal explicó que la planta de separación de basura de la empresa Cambio Verde también ayudó a que el relleno sanitario de El Huixmi aumente el tiempo de vida.
“Nos ayudó bastante, esa celda estaba programada para año y medio, ya vamos para el tercero, esto quiere decir que tuvimos una mejora en la separación de los desechos sólidos.”
Pero ¿es urgente que el relleno sanitario metropolitano sea abierto?, se le pregunto al secretario de servicios municipales y contestó: “sí, porque la disposición de desechos sólidos la tenemos que hacer día a día y es una cantidad importante la basura generada en el municipio”.
Pachuca genera entre 250 a 280 toneladas diarias de basura y en su mayoría son tiradas en El Huixmi, en superficie de 19.5 hectáreas.
Para evitar que la celda provisional se sature en poco tiempo, la dependencia municipal enviará la basura de las y los pachuqueños a Mineral de la Reforma en donde tienen una enfardadora, los desechos sólidos son convertidos en bloques para después ser emplayados.
“El tema de la enfardadora nos permitirá que se compacte más la basura y será Mineral de la Reforma quien traslade al relleno sanitario metropolitano”, indicó Levi Leines.

 

Proyectos

Una vez clausurado el relleno sanitario de El Huixmi, el primer trabajo será sanearlo y cuyo trabajo ya comenzaron a planificarlo e iniciarán desde la primera celda creada hace más de 30 años, hasta concluir con la cual.
Aunque ese no es el único proyecto que tiene el municipio para ese lugar, de acuerdo con el funcionario será colocada una empresa generadora de biogás.
“Será una empresa privada que subarrendará los terrenos del relleno sanitario y con ello estarán beneficiados los ejidatarios”, explicó.
La cuestión, dijo, es no dejar abandonado el lugar una vez que concluya la vida útil, sino obtener un beneficio de los desechos sólidos ahí depositados.

“Incertidumbre”,  a la espera de estudios sobre relleno metropolitano

El relleno sanitario metropolitano debe iniciar cuanto antes a operar, señaló el secretario de Medio Ambiente, Honorato Rodríguez Murillo, ya que el plan era echarlo a andar entre marzo y abril, sin embargo debido a las dudas de habitantes del Tepozán, en San Agustín Tlaxiaca, los trabajos están detenidos.
“Tenemos la esperanza que antes que empiece mayo logremos la respuesta de la UNAM, y salgamos todos de la incertidumbre en la que nos encontramos; dadas las circunstancias respetamos los acuerdos a los que se llegó con la población”, refirió.
El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Hidalgo, detalló que existe ya una celda terminada en el relleno metropolitano y estaban construyendo la segunda, pero fue detenido el proyecto por las inconformidades de habitantes.
“En las pláticas que hicimos con la población del Tepozán se acordó que el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revisaría los proyectos que tenemos sobre ese relleno, para resolver la duda que tienen los pobladores.”
Las y los pobladores manifiestan que el relleno está construido sobre mantos freáticos y podrían ser afectados; mientras que la dependencia estatal insiste que realizaron estudios previos a la construcción, por lo que no existe riesgo para la población.
Al cuestionarle sobre cuándo podrían dar los resultados, el funcionario manifestó que esperan sea lo antes posible, “ellos toman el tiempo pertinente para analizar todo el expediente, les proporcionamos información adicional que nos solicitaron; esperemos que por lo menos en 15 días nos den la respuesta”.

Manejo de basura
en dos etapas

Rodríguez Murillo detalló que el relleno metropolitano está dividido en dos etapas, una son las celdas y depósito final ubicado en Zapotlán, en los límites con San Agustín Tlaxiaca, detenida por la protesta de la comunidad y evaluada por la UNAM.
Mientras que la segunda está en Mineral de la Reforma, donde el municipio y el estado están por terminar el equipamiento de la estación metropolitana de compactación y transferencia de residuos sólidos, donde realizarán la separación de la basura, conocido como enfardado.
“Es decir, vamos a compactar y envolver la basura para dejarla en cubos de un metro cúbico, para que quepa más basura en el relleno sanitario, no genere mayor cantidad de lixiviados, que las emisiones de metano sean menores, casi nulas y no haya fauna nociva como perros y gatos salvajes, ratas, cucharas, moscas”, explicó.
Destacó que este centro será un ejemplo en todo el país, ya que reducirán lixiviados y biogás, fauna nociva al contar con un proceso de enfardado la basura; incluso, dijo, en un futuro podría ocuparse esa basura para la generación de energía eléctrica.
El proceso de enfardado consiste en que separarán la basura, luego entrará en una máquina que la compactará a fin que una tonelada aproximadamente quepa en un metro cúbico.
Después la envolverá con un plástico biodegradable que la sellará completamente para que así los residuos no tengan el impacto ambiental que existe al depositarla a granel como lo hacen comúnmente en los rellenos sanitarios.

Inversión

La primera etapa del relleno metropolitano tuvo inversión de 13 millones 650 mil pesos
La segunda es de 21 millones de pesos, actualmente detenida por estudios de UNAM
A ese monto sumarán 15 millones 379 mil 188 para la construcción de la estación metropolitana de compactación y transferencia de residuos sólidos, en Mineral de la Reforma

Seis municipios recolectan 53% de todos los residuos en Hidalgo: Inegi

En seis municipios de Hidalgo, en los que reside casi la tercera parte de la población, recogen 53 por ciento de todos los residuos, de acuerdo con el documento “Estadística básica sobre medio ambiente, datos de Hidalgo” de Inegi presentado en 2013.
De ellos, Pachuca registra la mayor proporción con 380 toneladas equivalente a 20 por ciento; sigue Tulancingo de Bravo, con 152 (8 por ciento); Tula de Allende, con 150 (8); Tizayuca, con 120 (6); Actopan, con 100 (5) y Mineral de la Reforma, con 90 (5 por ciento).
El documento también indica que existen 78 sitios para disposición final de residuos sólidos urbanos; 71 de ellos son “tiraderos a cielo abierto” y los siete restantes son “rellenos sanitarios”, que reducen los riesgos ambientales de los desechos generados en la entidad.
Además, de los 84 municipios de la entidad 81 cuentan con servicios de recolección y disposición final de residuos, al menos en la cabecera municipal.
De los cuales solo Huasca y Juárez Hidalgo dan tratamiento por lo menos a una fracción de los residuos sólidos urbanos recolectados para facilitar su valoración y reducción de volumen.
El estudio señala que los municipios que no cuentan con servicios relacionados con residuos sólidos urbanos son: Epazoyucan, Tepehuacán y Tlahuiltepa.
De acuerdo con el documento, en la entidad recolectan en promedio mil 870 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos o desechos generados en las viviendas, parques, jardines y edificios públicos, principalmente; las cuales representan 2 por ciento de la recolección nacional.