Carlos Herrera Ordóñez, cuarto rector de la UAEH

13-pag15-n1Los últimos días de mayo de 1975, el Honorable Consejo Universitario conoció la renuncia que presentó Jesús Ángeles Contreras al cargo de rector para el periodo 1974-1978. Ante este hecho el consejo realizó consulta entre la comunidad universitaria para designar un nuevo rector.

Para ello nombró comisión de consejeros que auscultarían entre la comunidad universitaria. En uso de las facultades del máximo cuerpo colegiado de la universidad, se designó con carácter provisional por periodo de 70 días a Carlos Herrera Ordóñez, en tanto era preparado el proceso de elección de un rector interino.
El 17 de julio de 1975, en sesión extraordinaria, el Honorable Consejo Universitario, con base en los requisitos de elegibilidad establecidos por la Ley Orgánica de la Universidad de 1977, eligió a Herrera Ordóñez rector sustituto de la universidad para completar el periodo 1974-1978, convirtiéndose en el cuarto rector electo en la historia de esta institución.
La protesta de ley estuvo a cargo de Agustín Cerón Flores, consejero universitario, maestro y director de la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales.
Carlos Herrera Ordóñez nació el 5 de mayo de 1925, en Toluca, Estado de México; falleció el 13 de octubre de 1984 en Pachuca, Hidalgo. En 1951 se graduó con mención honorífica como ingeniero químico metalúrgico en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Más tarde, por motivos de trabajo, emigró a Pachuca y trabajó en la Compañía Real del Monte y Pachuca y luego para una empresa productora de jabones. Colaboró en la creación de la carrera de laboratorista químico en el Cecyt 15. En la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo fue profesor fundador de la Escuela de Ingeniería Industrial, de la que llegó a ser director; también fue consejero universitario.

Realiza diversas gestiones para el desarrollo de la universidad

En su periodo rectoral realizó las gestiones necesarias para que la unidad universitaria, hoy Ciudad del Conocimiento, fuera entregada a los universitarios el 17 de septiembre de 1975. Propició la creación de la carrera de odontología y de la biblioteca de la Escuela de Medicina, la construcción de la Preparatoria número tres.
Impulsó la aplicación del Plan Keller, que refuerza la formación técnica en la educación, promovió la tecnología educativa e impulsó el Centro de Investigación Científica y Tecnológica, antecedente de los centros de investigación que operan en la universidad.
Fomentó la cultura con la creación de grupos artísticos, como la Compañía de Danza Folclórica Danza Oyohualli y la Compañía de Teatro 2+4, e impulsó el deporte y promovió los equipos deportivos representativos.
Estableció las bases del sistema de planeación, fomentó la investigación científica y destacó por su obra humanística, científica y administrativa. Se le reconoce su férrea lucha por la defensa de la universidad pública y el ejercicio pleno de su autonomía.
Fue designado como el primer delegado federal de la Secretaría de Educación Pública en el estado. Un auditorio del Instituto de Ciencias Administrativas y la Preparatoria incorporada de Atotonilco el Grande llevan su nombre en su honor.
Muchas generaciones lo recordarán por su caballerosidad y su don para mantener un diálogo constructivo.

*Director de enlace en la rectoría
de la universidad;
basado en el libro Recuento de sucesos.
Tres siglos de vida institucional a través de sus efemérides