Controlan situación de rapiña en Baja California Sur

La situación de rapiña e inseguridad generada por el paso del huracán Odile en Baja California Sur, ya fue controlada por la denuncia de la ciudadanía y empresarios, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong.
Sostuvo que los actos de pillaje “no tienen justificación ni pretexto”, y reconoció que aunque de inicio no hubo suficiente presencia de fuerzas de seguridad en la zona, ahora sí la hay.
Destacó que hasta ahora se desplegaron 8 mil elementos de la Policía federal y la Secretaría de Marina (Semar) para atender las contingencias.
El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos aseguró que 4 mil 500 efectivos brindan seguridad en toda la entidad, lo que permitió que desde la noche del miércoles disminuyeran 60 por ciento los delitos.
Reveló que en las próximas horas llegarán mil 200 elementos más, con lo que habrá 5 mil 700 integrantes del Ejército para reforzar la seguridad en almacenes, atender a la población en alimentación y salud, entre otras tareas de auxilio.
El titular de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), Vidal Francisco Soberón aseguró que hay mil 500 elementos de esa dependencia.
El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza afirmó que la circulación en todas las carreteras de Baja California Sur se restableció y que unas 140 mil líneas telefónicas fijas de las 170 mil que hay en el estado ya funcionan con normalidad.
También señaló que en el transcurso de las siguientes horas se espera rescatar a 7 mil personas, cifra que se sumará a los más de 20 mil turistas que fueron transportados a través del puente aéreo.
Mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) restableció el servicio a más de 34 por ciento de los usuarios en Baja California Sur.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que la tormenta tropical Polo reanudó su trayectoria en el océano Pacífico hacia el noroeste y se formó una nueva zona de inestabilidad con potencial ciclónico.
El organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) especificó que el fenómeno climático está localizado a 285 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, y a 425 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, por lo que continúa la alerta desde Santa Fe hasta La Paz y Cabo San Lucas, Baja California Sur.
El organismo vigila también la zona de inestabilidad formada en el Pacífico ya que tiene potencial de desarrollo ciclónico, de acuerdo con el pronóstico a 48 horas.
La Conagua y el SMN exhortaron a la población mantenerse informada de las condiciones climáticas y seguir las indicaciones del personal de Protección Civil, autoridades estatales y municipales para prevenir y reducir riesgos y daños.