Pachuca, la Bella Airosa, cuenta con 95 mil 952 personas en situación de pobreza, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 480 escuelas, tres galerías de arte, cuatro foros culturales…y 57 bares.
Tal parece que el otorgamiento de licencias para ese giro comercial fue el preferido de las dos últimas administraciones municipales, que heredaron 57 permisos a la actual alcaldía, la mayoría expedidos durante el gobierno de Eleazar García Sánchez.
La nota que firma este día el periodista Víctor Valera destaca que con el empresario al mando del ayuntamiento se concedieron 35 bares, de los cuales 16 fueron autorizados después de la elección del 5 de junio, luego que el PRI perdió la capital del estado. ¿Revancha?
Este diario solicitó el padrón de bares de la capital, por lo que la dirección de reglamentos y espectáculos respondió vía transparencia el domicilio de cada uno de ellos, giro, denominación y fecha de expedición, de 2005 a la fecha.
Pero ¿qué fue del dinero supuestamente ingresado a la hacienda municipal? Resulta raro que los derechos por expedición, revalidación y canje de licencias para funcionamiento de establecimientos que venden bebidas alcohólicas en Pachuca aumentaron 360 por ciento, de enero a marzo del actual año. ¿Acaso los ingresos no correspondieron al número de permisos?
Por otra parte, en la efímera administración de Francisco Olvera Ruiz, quien a la postre se convirtió en gobernador, fueron liberadas cinco licencias.
Como sea, Pachuca, una ciudad con una tasa de desocupación de 5.3 por ciento, según el Inegi, y cuya economía se sostiene por la dinámica estudiantil, fue invadida por bares, una tentación a costa de canonjías otorgadas por el añejo régimen tricolor. De filón: Para este año aumentará el número de municipios en Hidalgo que recibirán recursos del Fondo de Apoyo al Migrante, ojalá también incrementen los empleos en suelo hidalguense para evitar el destierro de connacionales.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios