Hermanémonos en un sentir y en un querer: Miguel Ángel Porrúa

226
Porrúa

Pachuca.- En la pasada Feria Universitaria del Libro (FUL), organizada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y el Patronato Universitario, se distinguió con el reconocimiento Universitario al Desarrollo de la Industria Editorial a MAPorrúa, mismo que fue recibido por el fundador de esa casa editorial, Miguel Ángel Porrúa.

A continuación el discurso de quien en 1978 fundó su propia librería, cuyo acervo rebasa hoy los 3 mil títulos publicados en diversos campos del conocimiento, con especial interés en México.

“Maestro Adolfo Pontigo Loyola, rector de esta máxima casa de estudios; licenciado Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato Universitario; distinguidos miembros del consejo universitario; autoridades universitarias; miembros del presídium; amigas y amigos que nos acompañan.

“En agosto del próximo 2018, nuestra casa editora cumplirá 40 años de haber iniciado actividades. En este largo caminar, muchos de ustedes me habrán escuchado hablar sobre mi oficio haciendo hincapié en los problemas por los que atraviesa la industria editorial mexicana y también sobre las carencias que enfrentan mis colegas los libreros incluyendo, por supuesto, al de la voz. Siempre he sido fiel a mi disciplina.

“Ahora solo quiero expresar que el oficio y la cultura siempre me han sido recurrentes. Sin embargo, y toda vez que las autoridades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo han convenido que, en el marco de la 30 edición de esta espléndida feria del libro, se me distinga con este homenaje; a las autoridades de esta casa de estudios, se los agradezco encarecidamente.

“Hoy es un gran día y quiero aprovecharlo también para dar las gracias a quien, en todos mis andares y desandarse, ha sido mi compañía; a quien me vio nacer y me dio casa, sustento y educación; ha aplaudido mis aciertos y acogido mis amarguras, me concedió la oportunidad de ser feliz, de contar en mi vida con tres hijas y cuatro nietos e infinidad de amigos, me permitió desarrollarme al amparo de un oficio noble, honesto y decente. Ese alguien a quien yo me refiero, siempre ha estado ahí, cerca, muy cerca de mí; dándome enormes oportunidades, confianza, una forma de ser y de vivir. Ese alguien que siempre está presente es mi patria y se llama ¡México!

“Les pido a quienes me escuchan que, al echar mano de todas las capacidades que estén a su alcance, reconozcan las bondades que han recibido y le regresen a nuestro querido México, por lo menos, un poco, un poquito de lo mucho que merece. Que sintamos y valoremos el orgullo y el privilegio de ser mexicanos.

“Dejemos a un lado todos aquellos prejuicios que tanto daño continúan haciendo y saquemos la casta de este orgullo que, como mexicanos, nos resulta propio. Razones para manifestar este orgullo, amigas y amigos, hay muchas, permítanme señalar unas cuantas.

“De las 37 áreas silvestres que se conocen en el planeta, México cuenta con tres de ellas, y de los 11 tipos de ecosistemas conocidos, tenemos nueve. Somos el cuarto país con mayor diversidad biológica en el mundo, y en nuestro territorio se advierten los cinco tipos de clima conocidos, ello nos permite contar con más de 25 millones de hectáreas como áreas naturales protegidas y 26 mil diferentes especies de flora.

“Amén de todo ello, valga decir que 12 por ciento de las especies del planeta habitan en el territorio nacional y somos los mayores exportadores de aguacate, tomate, papaya, guayaba, mango y, por supuesto, de cerveza y tequila. Además de lo anterior, recordemos que somos uno de los principales países productores de café, sin duda el más sabroso del mundo; y no olvidemos que, gracias a nuestros ancestros, tenemos el honor de ser la cuna del jitomate y del chocolate.

“Nuestra riqueza cultural es invaluable; podemos con orgullo definirnos como ‘un pueblo de pueblos’, esto porque aproximadamente 7 millones de mexicanos aún hablan una lengua originaria y somos el segundo país con más experiencia en medicina tradicional. Nuestro conocimiento en herbolaria y plantas medicinales es envidiable.

“Por otra parte, hay que mencionar que la Ciudad de México, la capital de la República, es la que cuenta en el mundo con el mayor número de museos. De todos los países que conforman el continente americano, en México tenemos el mayor número de lugares declarados patrimonio mundial cultural y natural; contamos con 176 áreas naturales protegidas y 27 sitios denominados patrimonio cultural de la humanidad. Por si esto fuese poco, somos uno de los mayores exponentes del patrimonio cultural intangible; la gastronomía tradicional ocupa un lugar preponderante en ese rubro, también considerado patrimonio de la humanidad.

“En el campo de la tecnología , podemos afirmar que en nuestro país 25 por ciento de la electricidad se produce por energías renovables, somos el primer destino de inversiones en la industria aeroespacial y recordemos que el mexicano Guillermo González Camarena fue el inventor de la televisión a color y hoy, somos el mayor exportador de pantallas de plasma; además de ser el cuarto proveedor de servicios técnicos de la información; y el sexto exportador de videojuegos, software, animación y contenido digital, así también el cuarto exportador de vehículos a nivel mundial; por cierto, ante este último rubro, nuestro enemigo en el norte, Donald Trump, ha mostrado su indignación.

“Vale insistir en que la solidez que representa nuestra cultura ha sido una y otra vez reconocida por propios y extraños.

“Tampoco debo omitir que de los 24 millones de turistas que visitan al año nuestro país, 80 por ciento queda tan enamorado de él que regresa a disfrutar de nuestra cultura, nuestras zonas arqueológicas y nuestras playas y ciudades, así como de su música, su cocina y su arte en general –no podemos negar el encanto de nuestros bailes y danzas–, en fin, de la alegría y la forma de vivir de nosotros los mexicanos.

“Sabemos que estamos cercanos a los 120 millones de habitantes, de los cuales más de la mitad son mujeres y un poco más de 25 por ciento, jóvenes entre los 15 y 29 años.

“Gutierre Tibón, uno de los grandes estudiosos del origen de la palabra México, concluyó que proviene de la lengua náhuatl, sus raíces son: meztli (luna), xictli (ombligo) y co (lugar). Y aunque el debate historiográfico continúa, se le significa comúnmente: en el ombligo de la Luna. Como hemos visto, es coincidente su grandeza.

“Amigas, amigos, unámonos, hermanémonos en un sentir y en un querer. ¡Viva México!”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios