Héroes y villanos en superclásico de Libertadores

350
Héroes y villanos,Libertadores

Hoy a las 14 horas, River y Boca se enfrentarán en el estadio Antonio Vespucio Liberti

Buenos Aires.- El mundo del River Plate ha contado a lo largo de su historia con jugadores que han tenido una actuación destacada en el superclásico ante Boca Juniors, ya sea por haberse transformado en héroes o por quedar como villanos.

Uno de esos jugadores fue el portero Marcelo Barovero, quien fue la figura del River en el partido de vuelta de semifinales de la Copa Sudamericana 2014 cuando derrotó a Boca. El penalti que le desvió a Emmanuel Gigliotti fue un capítulo fundamental del idilio con el público del Millonario.

Asimismo, en la reciente historia del club, Gonzalo Martínez fue autor de tres goles clave ante Boca: uno en el triunfo por 3-1 del campeonato 2016/17, otro en la victoria por 2-0 de la Supercopa Argentina en Mendoza y el último fue en la actual superliga en el festejo por el mismo marcador en la Bombonera.

Por el contrario, el portero Juan Pablo Carrizo, quien fue una de las caras del descenso del River a la segunda división, tuvo en el torneo Clausura 2011 una actuación para el olvido con un gol en propia valla y una floja respuesta ante el tanto de Martín Palermo.

Anteriormente, en el Apertura 1992, el portero Carlos Fernando Navarro Montoya le contuvo un penalti al defensor Hernán Díaz en una acción que le permitió a Boca festejar ante su público y encaminarse al título.

Además, en abril de 1986, Norberto Alonso marcó dos goles con la recordada pelota naranja ante Hugo Orlando Gatti, el día que el River llegó como campeón a la Bombonera y pudo realizar media vuelta olímpica.

Como portero del River, Augusto Batalla tuvo una jornada que lo marcó para la historia en la victoria por 4-2 de Boca en el Monumental. Dos salidas en falso fueron fundamentales para el triunfo xeneize. Al superclásico siguiente tuvo otro error ante el gol de Fernando Gago, pero en aquella ocasión River se impuso por 3-1 en la Bombonera.

Por su parte, el delantero Maxi López había sido clave en el partido de ida por las semifinales de Copa Libertadores de 2004, pero en el encuentro de vuelta quedó marcado porque Roberto Abbondanzieri le contuvo el último cobro desde el punto penalti para la histórica clasificación a la final de Boca, en el Monumental.

Comentarios