Inicio Principales Hidalgo, condenado al subdesarrollo si no se atiende la inseguridad

Hidalgo, condenado al subdesarrollo si no se atiende la inseguridad

1024

En el libro Comercio, inseguridad y captura institucional. Las distorsiones de las Mipymes hidalguenses, investigadores de la UAEH pretenden ayudar a los tomadores de decisiones a desarrollar acciones frente a la problemática de seguridad que se avecina en la entidad.

Lejos de estar entre los más seguros del país, Hidalgo experimenta un reciente incremento en la inseguridad y la corrupción, explicó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo Mario Cruz Cruz, investigador del Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Lo anterior lo revela a partir de las conclusiones obtenidas de un trabajo de investigación realizado por un equipo multidisciplinario en el que participó Mario Cruz Cruz a la par de sus homólogos Juan Bacilio Guerrero Escamilla, José Luis Sosa Martínez y Yolanda Sánchez Torres y que derivó en la publicación del libro Comercio, inseguridad y captura institucional. Las distorsiones de las Mipymes hidalguenses.

El documento, abundó, también da cuenta de que las víctimas del delito no denuncian porque no tienen confianza en sus autoridades, principalmente porque consideran que es una pérdida de tiempo o bien que la autoridad está comprometida con el delincuente.

En ese contexto, refirió que el libro es un análisis que pretende ayudar a los tomadores de decisiones a crear medidas frente a la problemática de seguridad que se avecina en la entidad, “no quiero ser alarmista, pero nosotros llevamos años estudiando el caso colombiano, en donde la función pública hizo caso a la problemática de seguridad hasta que empezaron a extorsionar a la clase política y económica; entonces, se trata de no esperar a que ellos sean las víctimas para que se empiecen a tomar medidas”.

“El documento no es para atrincherar a los lectores contra alguna autoridad, sino que deriva de una metodología científica y de un trabajo de campo bien estructurado.”

El investigador explicó que el trabajo en cuestión es un esfuerzo multidisciplinario de investigadores provenientes de distintos campos académicos de la UAEH, anclado a las actividades sustanciales del cuerpo académico de investigación Estudios del Comercio Internacional del Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA), que pretende abonar en la comprensión multifactorial de fenómenos no tradicionales, como la inseguridad y la corrupción que irrumpen en el comercio local.

A lo largo de la obra se muestran resultados del proyecto Conacyt PDCPN2013-215835-H “Diseño metodológico para el análisis del impacto de la incidencia delictiva en el comercio de la micro, pequeña y mediana empresa en el estado de Hidalgo”, que corresponde a la convocatoria 2013 para atender problemas nacionales, inserto en el área temática de “Seguridad ciudadana”.

De acuerdo con Cruz Cruz, el documento además de calcular los costos del delito a nivel entidad federativa, como lo hacen actualmente instancias como Inegi, también profundizan a nivel municipal a través del cálculo de tres indicadores.

El primero es la tasa de percepción delictiva que se compone a su vez de tres subindicadores: tasa de incidencia delictiva, tasa de percepción de la corrupción y tasa de no impartición de justicia.

En tanto, el segundo es la tasa municipal de violencia y el tercero es el perfil del delincuente y el grado de captura institucional.

“La obra parte de la premisa de que si no existen las condiciones de seguridad, el comercio y los sectores productivos en Hidalgo difícilmente podrán aspirar a transnacionalizar sus actividades”, abundó el investigador.

Tras un minucioso análisis de los resultados, el equipo de investigadores concluyó que la famosa ley de la oferta y la demanda que rige en los mercados capitalistas contemporáneos no podrá operar si la actividad de los agentes ilegales pesa más que la de los legales y por ende la entidad estará condenada al subdesarrollo permanente si no se comprende que las distorsiones del mercado ocasionadas por la corrupción y la violencia cada vez son más graves.

Tasa de percepción delictiva

Representa la prevalencia del delito en los municipios, es decir, la frecuencia de ellos para determinar el grado de incidencia de esos actos ilegales, el cual se compone por: tasa de incidencia delictiva, tasa de percepción de la corrupción y tasa de no impartición de justicia.

Tasa de percepción de la corrupción

Es un indicador que mide la percepción en Hidalgo que tienen los titulares de las Mipymes sobre el desempeño de las autoridades locales y federales responsables de impartir justicia y prevenir el delito.

De acuerdo con la medición, reflejó la presencia de 50.73 unidades victimizadas, es decir, que seis de cada 10 personas entrevistadas consideran que la incidencia delictiva se asocia a problemas de corrupción, que a su vez indica que 60 por ciento de los hidalguenses considera que la inseguridad se debe al involucramiento de la autoridad con el delincuente.

Tasa de incidencia delictiva

Los municipios de Tepeji y Tepeapulco presentan una tasa de incidencia delictiva de 56.25 y 52.94 unidades victimizadas, respectivamente. La cercanía con zonas industrializadas y áreas de paso obligado hacia y desde la Ciudad de México colocan a esos espacios como terrenos fértiles para la comisión de delitos.

Tasa de no impartición de justicia

Los municipios de Pachuca, Mixquiahuala, Tepeapulco, Tepeji e Ixmiquilpan son los que tienen la menor percepción de impartición de justicia en la entidad; mientras que Molango, San Agustín Metzquititlán, Atotonilco el Grande y Zacualtipán son los que mejor percepción de impartición de justicia tienen.

Gastan Mipymes 54 mil pesos para protegerse de delitos

Los microempresarios del comercio de todos los municipios muestreados han destinado recursos financieros para protegerse de la incidencia delictiva.

A través de los resultados obtenidos, el valor esperado de recursos financieros destinados por la incidencia delictiva en las Mipymes comerciales en Hidalgo es de más de 54 mil pesos anuales, ligeramente menor a la media estatal sugerida por el Inegi, que es de 57 mil 779 pesos anuales, aclarando que este último resultado no considera costos de corrupción.

En esa tragedia de falta de credibilidad, el 80 por ciento de los hidalguenses considera que el problema más recurrente es la corrupción y la extorsión, al referir que el primero se focaliza en la estructura del Ejecutivo del estatal.

Por si el problema no fuera suficiente, existen indicios de la operación de delincuencia organizada en territorio hidalguense dedicada al tráfico de drogas, armas y crecientemente al robo de hidrocarburo, también llamado huachicoleo.

La inseguridad y la corrupción que vive el país y en concreto Hidalgo debe obligar a las autoridades a generar esquemas idóneos para el suministro de la seguridad y la procuración de la justicia, que de no hacerlo, el problema se agravará al riesgo de desestabilizar otras regiones que tradicionalmente se consideraban como seguras, tal es el caso de la entidad, otrora considerada la más segura de la República.

Comentarios