Hidalgo, contaminado por el Valle de México: Moreno

689
ecologista

 

Es importante ir más allá del interés político del gobierno de la Ciudad de México en materia de medio ambiente y construir agenda que atienda los problemas a los que se enfrenta la Zona Metropolitana del Valle de México, sin sesgos ni visiones unilaterales, dijo Marco Antonio Moreno Gaytán, presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi).
La contaminación de la zona es amplia, compleja y se centra en el aire, el agua y el suelo y las tres entidades aportan elementos determinantes en su agravamiento, sostuvo el ambientalista.
Aseguró que las declaraciones de Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, no aportan a la construcción de esa agenda integral que se reclama desde hace décadas.
Moreno Gaytán aseveró que Hidalgo es el más dañado en relación a la contaminación de agua resultado de las descargas residuales de la Ciudad de México y municipios del Estado de México desde 1972, lo que se ha traducido en pérdida de mantos acuíferos, suelo y biodiversidad.
Acusó que el asunto, a pesar de lo grave, nunca ha sido discutido de manera seria y responsable por la Comisión Metropolitana del Valle de México, ni se ha indicado la urgencia de revertir estos procesos, al señalar que la simple operación de la planta tratadora de aguas no representa la atención integral del problema.
El dirigente de la Sehi comentó que las plantas de cemento ubicadas en Hidalgo procesan residuos provenientes de la Ciudad de México y de municipios del Estado de México, por lo que la aseveración de la secretaria es una verdad a medias sobre un asunto propiciado por su gobierno.
“Hemos insistido en la necesidad de revisar el origen de los residuos que se procesan en las cementeras porque estamos seguros que en su mayoría, provienen de la Ciudad de México y el Estado de México, sin embargo ha habido hermetismo de la autoridad y los gobiernos locales”, manifestó.
Para el dirigente ambientalista la integración de municipios nuevos a la comisión metropolitana abre la puerta para la construcción de una agenda de trabajo en la que se pueda discutir el asunto ambiental desde la perspectiva de una región económica, social y ambientalmente vinculada.
Sin embargo, “el análisis de los problemas debe ser no un reclamo de estado a estado, sino la oportunidad de construir de manera coordinada respuestas, soluciones y presupuestos para la atención de los mismos”, concluyó.

El ecologista
aseveró que
la entidad es la más afectada en relación a la polución del agua por las descargas residuales de la CDMX y municipios del Edomex desde 1972, lo que se ha traducido en pérdida de mantos acuíferos, suelo y biodiversidad

Comentarios