Hidalgo, cuarto lugar en Nacional de Baloncesto

592
baloncesto
San Salvador e Ixmiquilpan fueron las bases de los equipos que representaron a la entidad

La categoría micro llegó a semifinales del torneo en Guanajuato, en tanto, la mini se quedó en cuartos de final

Pachuca

La escuadra hidalguense de la categoría micro de baloncesto se quedó con el cuarto lugar en el campeonato Nacional femenil, que se disputó en Guanajuato, en tanto, el conjunto de la división mini se quedó en cuartos de final de la misma competencia y finalizó quinto.
David Quiterio, presidente de la Asociación Hidalguense de Basquetbol, informó que el cuadro micro (nacidos en 2007 y menores) llegó hasta las semifinales del torneo, el cual se realizó en tres sedes: el gimnasio de la Deportiva Norte, el complejo deportivo del Comudaj y la duela del Sindicato Ferrocarrilero.
Hidalgo llegó hasta esa instancia después de derrotar a Tabasco, Zacatecas y Oaxaca en la fase de grupos, en la que también cayó ante el anfitrión Guanajuato. En semifinales sucumbió ante Guerrero. Con esto, se presentó al duelo por el tercer lugar, el cual perdió ante Aguascalientes.
El equipo estuvo conformado por Citlali Romero, Merelyn López, Elizabeth Avilés, Erika Llaca, Ximena Trejo, Jacqueline López, Marisol Gutiérrez, Angeline Martínez, Mahetzy Murillo, Briana López, Estrella Jaén y Metzly Gutiérrez. Los entrenadores fueron Lennin López y Yasmín Ángeles Hernández.
Por otra parte, en la categoría mini (nacidas entre 2005 y 2006) participaron 13 equipos. Hidalgo quedó ubicado en el grupo A, junto con Ciudad de México, Veracruz y Tabasco. La escuadra estatal accedió a la fase de cuartos de final tras conseguir tres victorias. En esta ronda cayó ante Guanajuato para finalizar en el quinto lugar de la competencia.
La escuadra fue integrada por Regina Villeda, Marijose Peña, Arleth Cruz, Erandi Corona, Cecilia López, Karol Rosas, Samantha Mera, Aishlynn Pastor, Nahomi Hernández, Aitxa Sotuyo, Aida Quiterio, Karime del Castillo y Paola Aguilar, dirigidas por Héctor Gress y Aída Hernández.

Comentarios