Para tener una perspectiva clara, siempre es útil saber qué hace el vecino. Esa posibilidad nos hace ver más allá de nuestras narices, y por eso es esclarecedor observar qué dicen las asociaciones que se dedican a estudiar y vigilar el ejercicio de la administración pública. Un informe elaborado por las organizaciones Transparencia Mexicana y Tojil arrojó que Hidalgo es el tercer estado que menos recursos ha ejercido para mitigar los efectos económicos de la pandemia por el Covid-19. En concreto, el gobierno de la entidad ha destinado 77 millones 500 mil pesos, según el documento, cuyas cifras son proporcionadas por las propias administraciones públicas. Este solo incluye a 18 estados que han hecho público el presupuesto que han consignado, y entre ellos, Hidalgo es el tercero que menos dinero ha aportado. Quizá por eso empresarios locales han hecho pública su inconformidad con el nulo apoyo que han recibido de parte del gobierno estatal, que 50 días después de haber anunciado créditos a tasa cero, simplemente no había liberado ninguno. Se sabe que existen 6 mil solicitudes de apoyo crediticio y no se sabe cuántos créditos han sido otorgados, aunque líderes empresariales sostienen que si algo distingue a ese programa es la opacidad. En contraste, en Tlaxcala, una entidad vecina que tiene menos de la mitad de habitantes (1.2 millones) de los que tiene Hidalgo, ha destinado más del doble de recursos (200 mdp), según el multicitado informe. Ya no hablemos de estados como San Luis Potosí o Guanajuato, que han erogado 3 mil millones y 4 mil 267 millones de pesos respectivamente. ¿No será tiempo de revisar prioridades antes de que media planta productiva estatal se hunda? De filón. Y aprovechando el viaje, también vendría bien agilizar la iniciativa de ley de amnistía, cuando hoy vemos un brote de Covid-19 en el penal de Tula, que tiene una sobrepoblación de 29 por ciento, con un total de 538 internos.

Comentarios