Pachuca.-

La depuración en las corporaciones de la Policía en el país para que en sus filas solo haya agentes evaluados y certificados en control de confianza es una obligación legal desde 2008, sin embargo, en Hidalgo 15 por ciento de uniformados está reprobado y permanece en funciones.
Hoy más de 30 mil policías continúan en las calles del país pese a estar reprobados y otros 5 mil no están ni evaluados. Hidalgo ocupa el lugar 10 en ese apartado y comparte el porcentaje de elementos no confiables con San Luis Potosí.
Los estados críticos son Sinaloa con 53 por ciento de su corporación reprobada, Baja California Sur con 40, Nayarit 33 y Guerrero, la segunda entidad con la mayor tasa de asesinatos, con 24 por ciento de policías reprobados.
De las 32 entidades, la única que ha cumplido con la depuración prácticamente total de sus corporaciones es Campeche; de sus 2 mil 622 elementos municipales, ministeriales y estatales, solo 13 reprobaron el control de confianza.
Hay otras cinco entidades del país que presentan un progreso en su depuración de 98 por ciento: Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Estado de México y Querétaro.
La Ciudad de México registra un avance de 97 por ciento, pues de los 50 mil 475 policías, hay mil 432, que equivalen a 3 por ciento, que están reprobados y por ley ya no deberían estar laborando.
Datos oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) arrojan que, hasta noviembre, prácticamente uno de cada 10 agentes locales en el país (ministeriales, estatales y municipales) no cumple con el perfil legal para ser policía y, sin embargo, continúa en activo en su corporación y sin ser removido del cargo.
De acuerdo con datos publicados por Animal Político, en México hay 335 mil 902 agentes policiales locales en activo, de ellos 30 mil 655 reprobaron el proceso de control de confianza que incluye exámenes con detectores de mentiras, toxicológicos, de habilidades, psicológicos, entre otros.
El artículo 39 de la Ley del SNSP indica que todo agente de policía debe estar certificado en control de confianza, por lo que los elementos que no lo estén ya no deben estar contratados.
La publicación del medio digital argumenta que el avance en la depuración en el último año y medio es prácticamente inexistente. En abril de 2016 los datos indicaban que el número de policías en activo reprobados en control de confianza era de 30 mil 922.
Para noviembre de 2017 la cifra era de 30 mil 655 elementos. Es decir, en 18 meses apenas se avanzó un 0.87 por ciento.
Finalmente, los datos del SNSP arrojan que de los poco más de 30 mil policías en activo reprobados y que por tanto no son confiables, hay mil 375 que ocupan una posición de mando en una corporación policial.

Comentarios