Carlos Mejía Reyes

Los métodos comparativos en las ciencias sociales son establecidos como un ejercicio analítico básico que permite visualizar similitudes y deferencias para clasificar procesos o sociedades. Y una de las formas de hacerlo es mediante la construcción de índices estadísticos sobre acontecimientos diversos para observar, y por lo tanto, representar una sociedad. Con ello me di a la tarea de rastrear la posición comparativa del estado de Hidalgo en distintos ítems de interés público, y encontré en diversas fuentes documentales (informes oficiales de instancias evaluadoras de reconocimiento y periodísticas) que desde hace cuatro años la entidad se ubica en el top 10 de los siguientes rubros:

  • Desde hace ya decenios está posicionada como uno de los estados con más expulsión de migrantes por las carencias materiales en la entidad y uno de los primeros de expulsión indígena. No sería casualidad entonces que esté ubicada en el lugar nueve con mayor pobreza, pobreza extrema y marginación del país, en donde la mayoría de hogares son identificados con menores accesos a servicios básicos. Incluso está entre ese selecto grupo en el rubro de pobreza laboral de 2018. Por lo tanto, se ubica en el noveno puesto entre los estados que posee a más de la mitad de su población en pobreza.
  • También, de forma actual se ha referido que es parte de los 10 con mayores índices de trata de personas, particularmente de mujeres, y forma parte de los primeros cuatro estados con más desapariciones forzadas. Y se ubica en el lugar 10 del país por la triplicación de números de feminicidios en el último año. Incluso fue el tercer estado que más tardó en tipificar la violencia contra las mujeres en las leyes locales según los ordenamientos nacionales e internacionales.
  • A nivel de salud pública, es el tercer lugar nacional de muertes por cirrosis, tercero con más mortalidad materna, noveno en consumo de alcohol entre jóvenes y niños; pero el cuarto con menos hospitales respecto al número de habitantes.
  • En el tema político, conforma uno de los que nunca han tenido transición de partido en el Ejecutivo estatal, y ocupa la cuarta posición como más vulnerable para la cooptación del voto a través de la compra.
  • Con respecto a la violencia y delincuencia, se ubica en el tercero en cuanto a extracción de huachicol, séptimo a nivel nacional por robo a autotransporte de carga y se conforma como un epicentro del surgimiento de uno de los líderes del cártel de delincuencia organizada más peligroso del país. Además, es el quinto con mayores índices de violencia intrafamiliar.
  • En otros top 10 es el séptimo en empleo informal, el quinto con hogares sin Internet, el 10 con peores salarios, el octavo con más corrupción e incluso el quinto con mayor índice de compra de cigarros sueltos. Muy, muy cerca de tal cima, Hidalgo es el lugar 11 con menos museos.

De forma que si comparar nos sirve para delimitar una sociedad frente a otras… por favor queridas lectoras y lectores… elaboren sus propias conclusiones.

Hidalgo

Comentarios