La curva de contagio en suelo hidalguense tuvo en las últimas horas un ascenso acelerado. El corte epidemiólogo dado a conocer ayer contabilizó un total de 87 casos de coronavirus y una nueva defunción. Preocupa sobre manera la incidencia asociada a la alta letalidad que presenta la entidad. Sin soslayar que los hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México están cerca de la sobresaturación, de acuerdo con autoridades federales. En las últimas horas Hidalgo registró 12 nuevos contagios, ese indicador tiene una razón de peso: la escasa reducción de la movilidad de las personas. Los hidalguenses siguen en las calles y eso provocará que los contagios continúen e inevitablemente la transmisión del padecimiento se prolongue. Para el epidemiólogo de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo Juan Francisco Martínez, la mayoría de los problemas que se presentan por el coronavirus son en ciudades con alta densidad de población, entre mayor sea el número de habitantes por kilómetro cuadrado más casos habrá. Agregó que las personas siguen llevando una vida normal, tal parece que no están tomando con la debida seriedad el evento que estamos viviendo a nivel mundial. Factor imprescindible contra la pandemia. Y si bien la entidad no está en los primeros lugares en el país, la mortandad respecto a los casos positivos resulta preocupante. Como alarmante es la obstinada actitud de un amplio sector de la sociedad hidalguense que no ha decidido quedarse en casa. Para Iván Hernández Pacheco, subdirector del servicio médico universitario de la máxima casa de estudios de la entidad, las medidas de sana distancia tendrán que permanecer más allá del tiempo en que se estima termine el primer ciclo de la pandemia en México. Pero ninguna cuarentena será suficiente si la inconsciencia social prevalece. Todos a cuidarse, todos en casa para poder salir pronto de la crisis que ya nos alcanzó. De filón. Al parecer la delincuencia continúa galopante. En medio de la emergencia sanitaria aparecieron este fin de semana dos cuerpos desmembrados en Tasquillo y Tizayuca.

Comentarios