El sociólogo Adrián Galindo Castro lo definió con una frase muy clara: Hidalgo no es una entidad segura, sino la menos insegura. Durante los dos últimos sexenios los gobiernos estatales han vendido la idea de que Hidalgo está entre los estados más seguros de México. Según el más reciente estudio denominado Índice de Paz México, efectuado en 2015 por el Instituto para la Economía y la Paz, Hidalgo es la entidad más pacífica del país, con una puntuación de 1.60. Le siguen Yucatán (1.68), Querétaro (1.70), y Campeche (1.81). El último lugar es Guerrero con un índice de 3.66. En este diario le presentamos hoy un trabajo de investigación que analiza los dos últimos sexenios en materia de índices delictivos. Las cifras muestran que durante las administraciones de los exgobernadores Miguel Osorio y Francisco Olvera los índices se mantuvieron estables, lo que no quiere decir que estemos bien. Por ejemplo, los homicidios dolosos durante el sexenio de Miguel Osorio llegaron a 781, mientras que con Olvera Ruiz este indicador se redujo a 665. Esto, con la salvedad de que el gobierno de Olvera duró cinco años con cinco meses. Y si bien los homicidios de un sexenio a otro descendieron 14.85 por ciento, se cometieron más asesinatos con arma de fuego en la administración olverista. Durante la gestión de Olvera Ruíz las extorsiones, secuestros y homicidios disminuyeron, aunque otros indicadores se mantuvieron en niveles similares al del sexenio de Osorio Chong. Es decir los delitos se mantienen en una línea de estabilidad que no debe enorgullecer a nadie. Pero además las advertencias de linchamiento, en diversas colonias de Pachuca y otros municipios, son casi ya un paisaje cotidiano. ¿Qué sigue una vez que sabemos que las extorsiones sumaron mil 74 casos durante los dos últimos sexenios? El propio secretario de Seguridad Pública de Hidalgo Mauricio Delmar Saavedra responde: reforzar la comunicación entre autoridades y ciudadanía, aunque también, muy importante, es que la ciudadanía denuncie. Si ni siquiera se conoce bien el número de delitos que se cometen, difícilmente podrá pensarse en una estrategia para contenerlos. De filón. Una muy buena noticia para la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo UAEH: el profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo José Antonio Rodríguez Ávila obtuvo el nivel tres del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El egresado de la licenciatura en química de la Autónoma de Hidalgo, es un doctor en química analítica que trae en la mano estudios que podrían impactar a la política de salud pública de nuestro país. Un académico que hará historia en esta casa de estudios estatal.

Comentarios