Aún no se colocan 680 artefactos de los dos últimos ciclos escolares

Pachuca.-En tres ciclos escolares, el gobierno federal solo ha instalado 391 bebederos escolares distribuidos en 67 municipios, del periodo correspondientes a 2015-2016, mientras que están pendientes de su instalación 680 correspondientes a 2016-2017 y 2017-2018, a dos meses que concluya el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con la solicitud de información con folio 11140000014018 hecha por Libre por convicción Independiente de Hidalgo al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) para conocer el avance del Programa nacional de bebederos escolares en planteles de Hidalgo, en 2015-2016 instalaron 391 bebederos con un monto pagado de 8 millones 605 mil 372.

31 pesos, en beneficio de 81 mil 936 estudiantes.

La meta del ciclo escolar 2016-2017 fue instalar 340 bebederos en 64 municipios para beneficiar a una población estudiantil de 100 mil 652, sin embargo, hasta finales de septiembre el Inifed continuaba en proceso de instalación de los dispositivos.

La meta financiera para dicho ciclo escolar es de 47 millones 825 mil 550.

49 pesos, de los cuales hasta el mes pasado habían pagado 14 millones 301 mil 397.53 pesos.En tanto, la meta del ciclo escolar 2017-2018 fue instalar 340 dispositivos, pero en 70 municipios y con una población beneficiada de 85 mil 878, aparatos que también están en proceso de instalación.

Para ese último ciclo escolar, la meta financiera es de 49 millones 445 mil 516.83 pesos, de los cuales la federación pagó 14 millones 824 mil 736.52 pesos hasta septiembre de este año.

En su actualización del 8 de marzo, el portal electrónico https://www.inifed.gob.mx/bebederosescolares/ indicó que en la región centro, que corresponde a Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Tlaxcala y Puebla, el avance en la instalación y operación de bebederos fue de 94 por ciento.

En agosto de este año, el director del Instituto Nacional de Salud Pública Juan Rivera reconoció que a cuatro años de implementarse de manera obligatoria la estrategia para reducir la obesidad y sobrepeso en la niñez, la estrategia fracasó, ya se incumplió con la instalación de bebederos y la prohibición de venta de alimentos hipercalóricos y bebidas azucaradas en los planteles.

bebederos escolares

  • El director del Instituto Nacional de Salud Pública Juan Rivera reconoció en agosto que la estrategia fracasó, pues se incumplió con la instalación de los dispositivos y con la prohibición de venta de alimentos hipercalóricos

Comentarios