Hidalgo ayer dio la sorpresa con los números que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pues se ubicó como la entidad con mayor crecimiento en su actividad económica durante el primer trimestre de este año. El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) debe entenderse, según el Inegi, como un adelanto del producto interno bruto por entidad federativa (PIBE) que se presenta de manera anual. Teniendo en cuenta lo anterior, la cifra presentada ayer anticipa que este año será muy bueno para el estado en cuanto a crecimiento económico. Lo es así, porque, repetimos, la entidad está en primer lugar en ese indicador con una variación de 9.1 por ciento respecto al mismo primer trimestre de 2015. Este crecimiento ubica a Hidalgo encima de estados que hoy despuntan como ejemplo de fortaleza económica, como: Aguascalientes, Guanajuato, Nuevo León, San Luis Potosí y Querétaro. ¿A qué se debe el despegue? En los últimos dos años los titulares de la política económica estatal se han encargado de presumir que Hidalgo es el próximo destino industrial de México. Por ejemplo, ponderan la ubicación de la entidad, sobre todo a partir de la construcción del Arco Norte y cercanía que tiene respecto al mayor centro de consumo que es la Ciudad de México. Esta condición ha generado que sea visto como un magno centro logístico en ciernes. En los hechos, esta ventaja comparativa ya se tradujo en el desarrollo de dos plataformas logísticas: la denominada Platah, ubicada al sur de Pachuca, y otra ubicada en Atitalaquia. Además, la zona industrial de Ciudad Sahagún experimenta una reactivación que ha sido impulsada desde el sexenio del hoy secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong. ¿Debemos pensar que estamos en las grandes ligas? Nada más lejos: lo que dice la cifra respecto al 9.1 por ciento de crecimiento registrado indica que la economía estatal está despegando, luego de décadas de ni siquiera figurar en el mapa nacional. Ahora, el reto es mantener el crecimiento y después establecer políticas para que los beneficios sean adecuadamente distribuidos. De filón.  La desaparición de una niña en Tlaxcoapan ha provocado que sus habitantes enfrenten a las autoridades estatales y municipales. Exigen una búsqueda activa. Lo entenderán las autoridades, ¿o hace falta que venga el secretario de Gobernación Miguel Osorio para que comiencen a buscarla de manera efectiva?

Comentarios