Las recalcitrantes declaraciones como: hechos aislados, o, Hidalgo, tiradero de cuerpos, que hacen referencia a muertes violentas, parece que desprenden cierta dosis de indolencia por parte de las autoridades que emiten esas expresiones casi como un guion. Ayer, el secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar se refirió a la masacre de 11 personas en Tizayuca como un hecho aislado, provocado por incumplimiento de una de las víctimas al grupo criminal. Reconoció que el crimen organizado busca infiltrase en territorio hidalguense, por lo que analizan, a casi una semana de los hechos y después de varios cuerpos localizados en distintos puntos de la entidad, cómo repeler ese embate. Sorprende aún más que Vargas, un político no originario del estado, diga que hasta ahora la sociedad hidalguense no se ha visto afectada por la embestida. Habrá que preguntarle al encargado de la política interna a qué hidalguenses se refiere. Basta que el secretario Vargas eche un ojo a los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que elabora el Inegi, (Libre por convicción Independiente de Hidalgo edición 2972) la cual refleja el temor de habitantes de Pachuca de vivir en su ciudad. Y es que durante junio incrementó el porcentaje de la población que consideró que vivir en la Bella Airosa es inseguro, al pasar de 62.3 a 63.4 por ciento respecto a marzo pasado. Mantas que advierten linchamientos a delincuentes, calles bloqueadas por rejas, toques de queda y vecinos organizados con sus propios recursos contra la delincuencia, ¿eso no es afectación? Tan solo en mayo fueron abiertas en el estado 438 carpetas de investigación por robos de vehículos, de los cuales casi 50 por ciento se concentró en Pachuca, Tulancingo y Tula, de acuerdo con cifras oficiales. Además, en los tres primeros meses de 2017 la entidad registró 220 homicidios en su territorio, 30 más que el primer trimestre de 2016, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). ¿No hay afectación? A los hidalguenses como al resto de mexicanos la delincuencia nos robó la tranquilidad. Los ciudadanos de a pie no admitimos las declaraciones del secretario de Gobierno Simón Vargas, y sí, la responsabilidad del Ejecutivo es garantizar seguridad, ¿se podrá? De filón. Los jóvenes necesitan liderazgos, y miraron a la dirección correcta. El presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo Gerardo Sosa Castelán acudió como padrino de la generación 2014-2017 de la secundaria técnica 38 José María Morelos y Pavón, de Pachuca. ¡Enhorabuena!

No votes yet.
Please wait...

Comentarios