La fuerza especial conjunta está integrada por más de 400 elementos del Ejército mexicano, Pemex y Policía federal, además de la colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y la Procuraduría General de Justicia, quienes combatirán el robo de hidrocarburo en la entidad

Comentarios