Dramáticas estadísticas revela el Inegi en el marco del Día Mundial de la Alimentación. Arriba del 50 por ciento de hogares hidalguenses presenta alguna dificultad para satisfacer sus necesidades alimentarias. Los números desnudan el fracaso de las políticas públicas en la materia. Las administraciones estatales no han dado, o no han querido darle, al clavo, han sido históricamente incapaces de satisfacer ese elemental derecho humano. En los últimos sexenios los programas alimentarios, disfrazados de prebendas político-electorales, han resultado paliativos que solo contribuyen a profundizar la miseria en el estado. De acuerdo con la información disponible, la entidad pertenece al grupo de 11 estados en donde entre el 54 y 73 por ciento de los hogares, en los últimos tres meses, experimentaron dicha complicación. El clientelismo político está estrechamente ligado a la falta de desarrollo social. Este binomio revela estancamiento, pobreza y nulas posibilidades a las familias hidalguenses de acceder a una vida digna. Prolongar la pobreza es perpetuar el ejercicio de poder. En Hidalgo esta ha sido una política de Estado a lo largo de 85 años. Con la llegada de un régimen populista al poder federal las cosas no parecen tener un futuro distinto. Al inicio de la actual administración estatal desapareció el programa integral alimentario, un esquema clientelar, en su lugar se implementó Hidalgo te nutre, que a cuatro años no termina de despegar. En lugar de despensas, el gobierno entregaría proyectos productivos, sin embargo, sus alcances rayan hasta ahora en lo desconocido. Por otro lado, el reciente informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) expone que en 10 años la entidad redujo el porcentaje de personas en situación de pobreza, al pasar de 55.2 por ciento en 2008 a 43.8 en 2018. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, el problema continúa en el ingreso económico, ya que 43 por ciento de los municipios de la entidad no mejoraron ese indicador. El reto está no solo en la cancha de los gobiernos, también en los amigos del poder, los empresarios. De filón. Hidalgo reportó ayer 118 nuevos contagios del coronavirus y 705 casos activos. Vamos mañana a las elecciones con más alto riesgo en la historia del estado.

De interés

Comentarios