Entre los 84 municipios que conforman Hidalgo, existen varios tesoros donde bien vale la pena invertir en bienes raíces, ya sea que uno desee vivir en ellos o bien rentarlos; 2018 se posicionará como un año en que el mercado inmobiliario de la entidad ofrecerá grandes oportunidades, gracias al desarrollo que ha experimentado en los últimos años en términos económicos, sociales y culturales.
Con poco más de 2 millones 800 mil habitantes, de acuerdo con cifras dadas por el Inegi en 2015, Hidalgo cuenta hoy día con tres zonas metropolitanas dinámicas y en pleno desarrollo, la Zona Metropolitana de Pachuca, Tulancingo y Tula; no solo eso, también cuenta con pequeñas localidades con una fuerte rama turística ideales para invertir en una casa de fin de semana: Mineral del Monte, Huasca, Mineral del Chico y Tula son pequeñas joyas donde se disfruta de una vida tranquila.
Con un índice de desarrollo humano considerado alto, la demanda de vivienda en Hidalgo ha ido creciendo en los últimos años, siendo las casas en venta las más buscadas y también las más ofertadas; tan sólo en 2017, el portal Lamudi.com informó que cerca de 3 mil casas salieron en venta y renta a través de su página, de esas, poco más de 90 por ciento se colocaron en venta.

HidalgoUbicado en la región centro-oriente de la República mexicana, Hidalgo es un estado que no solo cuenta con buena conectividad, también con buenos servicios, una oferta cultural en constante crecimiento, áreas verdes que incluye varios parques nacionales y una reserva de la biósfera, además, la cercanía que mantiene con la Ciudad de México lo hace un buen sitio para aquellos que tienen negocios en la capital del país, pero que busca vivir en un lugar menos caótico y contaminado que la gran urbe.
Así, el mercado inmobiliario hidalguense vive un gran momento, expande su oferta, pero a la vez mantiene precios sumamente competitivos, su comercio además busca ser inclusivo, pues lo mismo puede uno encontrar casas a la venta de los segmentos más caros del mercado, el residencial plus excede los 2 millones 500 mil pesos, que segmentos para los sectores menos privilegiados.
Durante 2017, el precio promedio de las casas en venta en Hidalgo se posicionó en poco más de un millón 790 mil pesos, cifra muy por debajo de lo que se alcanzó en estados cercanos como CDMX y Estado de México, donde las viviendas en venta costaron alrededor de los 4 y 7 millones promedio, respectivamente.
Huasca fue el lugar donde las casas alcanzaron el precio más elevado, al llegar a los 6 millones de pesos promedio; en Mineral del Chico el precio llegó a 3 millones 180 mil pesos; mientras que en Mineral del Monte se colocaron en 2 millones 220 mil pesos y en la capital del estado la cifra ascendió a un millón 700 mil pesos promedio.
Atotonilco de Tula, Tizayuca, Apan y Tlaxcoapan fueron los mercados donde las casas a la venta tuvieron los precios más bajos del mercado, pues el precio promedio no llegó a rebasar los 750 mil pesos.

*Colaboración especial

Comentarios