Al igual que los demás estados que conforman la República mexicana, Hidalgo cuenta con mitos, música, gastronomía y tradiciones características de alguna de las 10 regiones que conforman el estado. En cada una de ellas existen rasgos geográficos y elementos culturales distintos, que con el paso del tiempo, la gente le ha dado su toque e identidad propia de la región donde viven.

El Valle del Mezquital es la región más grande del estado, en ella se cuenta con una de las tradiciones más conocidas y populares del estado, la Feria Gastronómica de Santiago de Anaya en abril, donde se puede encontrar gran variedad de alimentos exóticos utilizando flora y fauna propias de la zona.

La Feria de la Fruta se lleva a cabo en distintas ciudades de Hidalgo. Sin embargo, la más resaltante es la de Tecozautla. Esta inicia la tercera semana de julio en honor al señor Santiago Apóstol y tiene una duración de siete días, durante ese tiempo se organizan exposiciones de frutas típicas de la región, en donde participan productores locales quienes se dedican a esa actividad agrícola, esta fiesta va acompañada de otras actividades en la cual el municipio organiza bailes populares, feria de juegos mecánicos, conciertos de música y danza, fuegos artificiales y actividades religiosas.

Entre las ferias más populares y de una tradición muy antigua se encuentra la de San Francisco. Según cuenta la historia esa celebración data del siglo XVI, con las celebraciones litúrgicas que realizaban los padres franciscanos en honor a San Francisco de Asís, otras personas dicen que se inició en el siglo XVIII, cuando los mismos padres franciscanos hacían peregrinaciones desde Huasca de Ocampo hasta llegar a Pachuca y en el camino se les unían trabajadores y peregrinos, a la llegada a la capital se iniciaba oficialmente las celebraciones. En la actualidad es considerada la feria más importante en el estado, se realiza entre septiembre y octubre de cada año, en donde se dan cita artistas, artesanos, comerciantes y habitantes de Pachuca y alrededores.

En esta feria encontramos dos variantes, la tradicional del centro y la expo internacional, en la primera llegan peregrinos de diferentes lugares para formar parte de esa fiesta, las calles vecinas a la Iglesia de San Francisco son cerradas para dar alberge a un sin número de vendedores quienes ofrecen diferentes productos tales como; cerámica, vestimentas típicas, juguetes de madera, y no pueden faltar las tradicionales chalupas, tamales y café. En la feria internacional San Francisco se llevan a cabo corridas de toros, pelea de gallos en el palenque, charreadas, presentación de artistas nacionales y extranjeros, espectáculos ecuestres y exposiciones artesanales, comerciales e industriales.

La fiesta de Carnaval se celebra entre los meses de febrero y marzo. Durante esas fechas se organizan desfiles y mucha gente participa vistiéndose con disfraces, uno de los carnavales con más arraigo y uno de los más conocidos en el estado, es carnaval que se lleva a cabo en Tenango de Doria, también conocido como El Carnaval Otomí. En esa zona, los disfraces son típicos de los pueblos otomíes tepehua. Del mismo modo, se organizan ferias de comida tradicional, por ejemplo, el ximbo que es un plato típico el cual se elabora a base de carne de pollo o cerdo envuelto en pencas de maguey horneadas, el tamal relleno de conejo es otra exquisitez de la gastronomía otomí.

Fiesta de Día de Muertos, esa tradición es festejada en todo México, conocida a nivel mundial, pues la gente de otros países miran con asombro como el pueblo mexicano convive, festeja y se alegra con la llegada del primero y 2 de noviembre de sus fieles difuntos y la consideran una fiesta nacional. En Hidalgo, el Día de Muertos es conocido como Xantolo. Esa fiesta comienza el 31 de octubre y finaliza el 2 de noviembre. Como en otras localidades mexicanas, el Día de Muertos en Hidalgo se celebra con altares y ofrendas, sin embargo, cada ciudad añade variantes a la celebración.

En Huejutla de Reyes, la tradición es crear altares de comida y de flores, los cuales son dedicados a los difuntos, todo el día bailan en las casas y en las calles acompañados con música de viento además de disfraces, por ejemplo en el municipio de Jaltocán los dos primeros días de las fiestas se celebran disfrazándose y bailando de casa en casa, al finalizar el baile, los danzantes son invitados a las casas para la cena. El 2 de noviembre, se cierra la celebración con una banda de instrumentos de viento que toca en los cementerios de la zona. En otro municipio de Hidalgo llamado Zempoala, el primero y el 2 de noviembre se hacen arreglos florales y frutales, los cuales se colocan en las lápidas de los cementerios y en casa se preparan los platillos favoritos de los difuntos.

Semana Santa. En Hidalgo, la Semana Santa se celebra con dramatizaciones de la pasión de Cristo. Esa celebración varía de una entidad a otra. En algunos lugares de Hidalgo la dramatización es hecha exclusivamente por personas jóvenes y se organiza una feria en donde hay juegos mecánicos y deportivos, bailes populares y conciertos de música y baile.

Comentarios