Puede generar consecuencias en el organismo tanto hormonales como físicas

TANAIRI ARREDONDO /
IMSS HIDALGO
Pachuca.- La prolactina es una hormona que se produce en una glándula del cerebro llamada hipófisis, o glándula pituitaria, que tiene como principal función la elaboración de leche en las glándulas mamarias para el periodo de lactancia, no obstante, el exceso en los niveles de esa sustancia puede generar consecuencias en el organismo.

Esa hormona es producida en pequeñas cantidades tanto hombres como en mujeres y ayuda además a controlar el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo sexual; asimismo, en las mujeres que no están embarazadas ayuda a regular el ciclo menstrual; el aumento en los niveles de la prolactina se denomina hiperprolactinemia.

“Comúnmente, la elevación en los niveles de prolactina se da en las mujeres semanas después de concebir, alcanzando su punto máximo durante el parto y manteniéndolos durante la lactancia”, explicó Adriana Bustamante Cruz, coordinadora auxiliar de gestión médica del IMSS.

Por lo que la hiperprolactinemia en mujeres que no estén embarazadas o se encuentren en periodo de lactancia puede causar dificultad para embarazarse o la producción de leche fuera del embarazo (galactorrea), asimismo, afecta en la producción de hormonas como el estrógeno y la progesterona, modificando o deteniendo el ciclo de ovulación así como sequedad en la vagina.

Mientras que en hombres esa condición puede afectar las funciones de la próstata, los testículos, la incapacidad de provocar la erección o la disminución en el apetito sexual, así como la baja de espermatozoides provocando infertilidad.

La hiperprolactinemia puede deberse a causas como la anorexia, enfermedades del hipotálamo, hipotiroidismo, síndrome de ovario poliquístico, trastornos renales, así como tratamientos con fármacos como estrógenos, antidepresivos tricíclicos, algunos antihipertensivos, etcétera.

Los niveles de prolactina suelen rondar en las mujeres entre los dos y los 20 nanogramos por mililitro (ml) antes de la menopausia, y los 0.17 y 0.19 nanogramos/ml después de esta; mientras que en los varones suelen ser más estables y apenas experimentan cambios y rondan entre los dos y los 15 nanogramos/ml.

Si presenta alguna sintomatología antes mencionada, será importante acudir con un especialista para que realice los estudios correspondientes, y en dado caso, iniciar un tratamiento integral oportuno.

Aspectos

  • Esa condición puede deberse a la anorexia, enfermedades del hipotálamo, hipotiroidismo, síndrome de ovario poliquístico, trastornos renales, así como tratamiento con ciertos fármacos
  • La prolactina es una sustancia que se produce en la pituitaria y tiene como principal función la elaboración de leche para el periodo de lactancia; además de ayudar a controlar el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo sexual

Comentarios