Pachuca.- Que se abran las puertas del camposanto, aquel tradicional del Minero, el de la fachada de arcos de 1902.

Que reciban la fé, esperanza y caridad a quien busque espanto, quien desee ánimas.

El narrador arranca, un grupo expectante recorre en masa las calzadas del panteón municipal de Pachuca buscando leyendas.

Aparece la niña de la mina hidalguense, la monja busca almas a coleccionar y el Charro negro juega la baraja más importante; la de la Muerte.

Un loco fuera de este mundo arrastra cadenas y la Catrina grita desesperada a los visitantes.

Es el inicio de los recorridos de leyendas y espantos locales que a partir de mañana buscarán apantallar a las familias capitalinas y turistas.

A las 20, 21:30 y 23 horas, hasta el 11 de noviembre, 13 leyendas resonarán a través de sus personajes en el camposanto.

Ese lugar donde el sepulturero recomienda disfrutar al máximo la vida, para no ser un alma en pena de este pachuqueño cementerio, donde la eternidad empieza.

Comentarios