La Navidad pudiera adelantarse para algunos equipos de la NFL. Con lo que pinta para ser una derrota segura para Cuervos y la derrota final para Washington, el escenario está puesto para que Indianápolis y Dallas aseguren su permanencia en postemporada.

Me encanta esta parte de la temporada, las especulaciones están en su apogeo y el milagro de la Navidad pudiera no llegar para algunos equipos –Miami, lo siento, pero creo que solo es un milagro por temporada–. Ahora, donde todavía hay esperanza es en Titanes y Potros. Baltimore enfrenta a Cargadores en un juego que luce muy desfavorable para Cuervos, de concretarse esa derrota, Indianápolis solo necesita vencer a unos Gigantes que esta temporada no han visto la suya, para colocarse como los nuevos propietarios del boleto de comodín.

En el lado de la nacional, Vaqueros tiene todo para quedarse con su división, pero no puede repetir la espantosa actuación que dio su ofensiva la semana pasada. Lo más probable es que Redskins sucumba ante Titanes, dejando la puerta abierta para que, con una victoria ante Bucaneros, rival que en el papel luce a modo, por fin amarre ese pase que, a principios de la temporada, nadie esperaría. Y hablando de esa división, agárrense porque Nick Foles ha regresado con Filadelfia y tiene en la mira repetir el milagro de la temporada pasada para llegar a playoffs.

Por último, ¿será capaz Pittsburgh de sobrevivir su cierre de miedo? La semana pasada dio muestra de que tiene equipo para vencer a cualquiera, maniató a Tom Brady y se alzaron con la victoria, pero ahora tendrá que ir a Nueva Orleans para repetir la hazaña, pero ahora frente a Drew Brees y compañía. Santos, en cambio, de ganar estarían asegurando la ventaja en casa durante toda la postemporada.

Quedan solo dos semanas; la que sigue tendremos un panorama más claro. ¡Qué festín para Navidad! Felicidades, y suframos juntos el cierre de la temporada.

Comentarios