Ciudad de México.- En días pasados, la actriz Salma Hayek y la cantante oaxaqueña Lila Downs felicitaron a Yalitza Aparicio por su nominación al Oscar como mejor actriz por su actuación-debut en Roma, sin embargo, hay quienes dudan que la nominación sea certera, pues argumentan que todo es parte de una táctica de Hollywood para limpiar su imagen y ser más “incluyente”.

Por lo que la actriz mexicana, de ascendencia indígena, ha pasado de llevar una vida modesta a ganar fama a nivel mundial, lo que muchos cuestionan si ello supone un avance hacia la diversidad o se está ante un producto más de Hollywood.

“Yalitza se vuelve una forma más de simulacro, se vuelve algo que pareciera ser icónico de lo indígena pero termina siendo una atracción más en ese juego”, dijo a EFE el psicólogo Ricardo Trujillo, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además, opinó que la nominación al Oscar no es más que otro esfuerzo de Hollywood para lavar su imagen.

“Hollywood tiene que lavarse la cara, mostrarse como incluyente y celebrar cualquier tipo de minoría, generalmente las que no presentan una amenaza”, explicó Trujillo.

En ese sentido, consideró que la fama de Yalitza forma parte de lo que se denomina “museificación de la diversidad“, es decir, dar un fingido valor y protección a la diversidad a la vez que aplasta la esencia y la naturaleza del grupo.

Por lo que la fama de la actriz para Trujillo es en parte consecuencia de la discriminación positiva que ejerce Hollywood, aunque para muchos otros está sirviendo para visibilizar a los pueblos indígenas e incluso a todo el pueblo mexicano ante el resto del mundo.

Además de los comentarios racistas y clasistas que ha sufrido a raíz de su éxito, muchos opinan que su nominación es injusta por su brevísima trayectoria y por su falta de formación.

Sin embargo, otros consideraron que, precisamente, teniendo tan poca experiencia ha dado vida de manera brillante al personaje de Cleo, una trabajadora del hogar indígena alrededor de la cual gira la trama de Roma.

Comentarios