La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el Instituto de Artes (IA), la licenciatura en danza y el grupo de investigación Danza, Sociedad e Inclusión de la máxima casa de estudios de la entidad llevamos a cabo la primera emisión de la Cátedra Patrimonial Margarita Tortajada Quiroz, bajo el título “Reflexiones y dispositivos para atrapar la danza”.

Sin duda es un evento que reconoce la gran trayectoria de la doctora Margarita Tortajada, su valiosa aportación al campo dancístico, pero también un reconocimiento a todas esas mujeres y hombres impulsores de la investigación de la danza en México.

Con ese evento también se reafirma la gran labor de las universidades en México, aquellas que dedican tiempo y espacio a la danza, al reconocimiento académico de esta disciplina, a la apuesta por la formación de profesionales con actitud inquisitiva, responsables de su presente y conscientes de la potencia para transformar realidades, en palabras de Margarita Tortajada (durante la inauguración del evento): “Es un honor inmenso para mí que la primera cátedra patrimonial dedicada a la danza lleve mi nombre. Mi agradecimiento es por defender un espacio académico para la danza, para su reflexión y su práctica, para la formación de jóvenes en un arte digno y una profesión digna”.

A través de las actividades realizadas fue posible ofrecer a los asistentes, docentes y estudiantes una perspectiva compleja y estimulante de la investigación de la danza a partir de su historia, pero también a partir de la vinculación teórico-práctica con una amplia visión en donde el concepto de la danza se problematiza y nos invita al diálogo, a compartir, escuchar y mirar nuevos horizontes.

Margarita Tortajada es una mujer brillante, sensible, generosa y apasionada, compartió su conocimiento a partir de tres conferencias: la primera en relación a su trayectoria vinculada a la investigación; la segunda titulada “Construcción y representación en la danza escénica: el género y los cuerpos de la academia”, por último la conferencia “Las huellas de la danza, registros para su historia”, donde nos dejó ver las problemáticas y la gran responsabilidad de historiar la danza, pues no solo es encontrar fuentes y reunir documentos, es discriminar, valorar y triangular información, es encontrar estrategias y generar herramientas para abordar los fenómenos dancísticos. Investigar implica un cuestionamiento y búsqueda constante e ir más allá de lo inmediato.

Las actividades de la cátedra también sumaron a grandes mujeres de la investigación de la danza en México que con generosidad nos compartieron parte de su trabajo, entre ellas: la doctora Alejandra Ferreiro con el taller teórico-práctico Posibilidades del lenguaje de la danza (LOD) en el desarrollo de la creatividad y la imaginación; la doctora Ana Patricia Farfán, asistida por la bailarina Andrea Zolá impartieron “Una introducción a los componentes conceptuales de los estudios de movimiento Laban/Bartenieff”, también participó la doctora Adriana Guzmán con la conferencia “La investigación sobre la danza en México”.

La investigación de la danza es tan necesaria como la danza misma: abrir espacios de intercambio y reflexión son pausas imprescindibles que liberan y catalizan procesos transformadores, permiten fortalecer a la comunidad dancística y dignificar la práctica, formar profesionistas sensibles y conscientes de su responsabilidad social.

Si desea mayor información puede visitar los siguientes sitios de Internet:

https://www.uaeh.edu.mx/campus/ida/
https://www.facebook.com/pg/Investigación-en-Danza-UAEH-584248262080397/about/?ref=page_internal
https://cenididanza.inba.gob.mx

Comentarios