Homofobia, problema vigente: activista

346
Homofobia

Alejandro Huerta, presidente de 1791 Asociación por la Diversidad Sexual, habló sobre la última Jornada Cultural Hidalguense de la Diversidad Sexual, que versó sobre la homofobia y otros temas; el activista considera que es un tema al que debe hacer frente la sociedad.

¿Qué tema tuvo como eje esta tercera Jornada Cultural Hidalguense de la Diversidad Sexual?

“Nuevamente fue la homofobia el tema preponderante en las actividades de este año. Hubo ponencias y conferencias que abordaron otros asuntos, pero la mayoría se enfocó en la violencia y la discriminación por orientación sexual o identidad de género, ya fuera desde la sociedad en general o internalizada, en ambientes urbanos o rurales, en la religión o en la política, representada en el arte y los medios de comunicación. Esto nos habla de una preocupación aún considerable por la homofobia como el principal problema a resolver en materia de diversidad sexual.”

El tema es preocupante, México tiene el segundo lugar en crímenes de odio para la comunidad. ¿Cómo combatirla? ¿Cómo hacer frente a la homofobia?

“Hubo propuestas variadas, desde discutir su abordaje en términos de odio y miedo, transformar las instituciones, como la iglesia católica, desde el interior, observar el lenguaje homofóbico, hacer políticas públicas en favor de la diversidad sexual… en 1791 concluimos que, al ser la homofobia un problema tan complejo, requiere de todo esto y más para poder disminuirla paulatinamente. Lo agrupamos de forma muy general en dos bloques: leyes para actuar a corto plazo y educación para actuar a largo plazo. La homofobia se estructuró a lo largo de muchos siglos y no va a desaparecer en unos pocos años. Tenemos que trazar una ruta, desde todos los espacios en los que podamos incidir, que parta de la tolerancia más básica y pase por el respeto y el diálogo para llegar a la empatía.”

¿Existe esperanza con las nuevas generaciones, si hay una transformación o una posibilidad de cambiar con las nuevas generaciones?

“El hecho de la juventud por sí mismo no garantiza apertura. Hay encuestas que señalan que hay mayores índices de homofobia en personas adultas que jóvenes, pero también vemos a jóvenes neonazis o líderes juveniles de partidos políticos o de instituciones religiosas homofóbicas, incluso jóvenes gays que niegan sus propios derechos. Lo que sí puede cambiar las dinámicas en torno a la diversidad sexual es el hecho de reconocer el problema de la homofobia y hablar públicamente de él, que es uno de los objetivos de la jornada y que puede incidir en la forma en que lo perciben las personas más jóvenes, pero también las adultas. Es esperable también que ante la aceptación gradual de la diversidad sexual, los grupos homofóbicos radicalicen sus posturas, como ya lo ha hecho el Frente Nacional por la Familia, y tenemos que contemplarlo en nuestros planes.”

¿Qué responsabilidad debemos tomar? ¿Cómo abonar a la empatía, la aceptación…?

“Eso es algo de lo que discutimos. No podemos hacer que nadie sienta reconocimiento o empatía por otra persona si no quiere. Empecemos por el mínimo de tolerancia, simplemente para escuchar argumentos y discusiones, entendiendo que la otra persona es un ser humano igual que yo. Salirnos del diálogo es salirnos del sistema social. ¿Pero qué pasa si todos formamos grupitos intolerantes a otros? Ni siquiera va a haber una comunidad más grande a la que acudir, y no va a haber unos cuantos aislados sino que todos en mayor o menor medida vamos a ser aislados.”

¿Qué lectura podemos hacer de esta situación? ¿Se debe en general a una intolerancia que va más allá de los grupos LGBT?

“Sí, claro. Y a lo que desconocemos, sobre todo. Porque diferentes somos todos. Lo que pasa es que a ciertas diferencias se les da más legitimidad que a otras y quienes cumplen con ella se agrupan. Si, ya no digamos yo, sino alguien a quien estimo nunca ha sufrido una agresión homofóbica del nivel que sea, va a ser difícil entenderlo. Ese es otro objetivo de la jornada, que se acerque la sociedad hidalguense en general a conocer las experiencias de la gente que es diferente a ella, y vea que en realidad no es tan diferente. No es un evento para público LGBT nada más.”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorMonitorean canales de agua en Mixquiahuala
Artículo siguienteLa crisis de desempleo en medios impresos ya alcanzó a México (Parte dos)
Sonia Rueda
Escucho, leo y escribo. Reportera, egresada de la UAEH. Contacto: [email protected]