La entidad es una de las más importantes en cuanto al uso y recolección de hongos comestibles silvestres, sobre todo para las poblaciones rurales. De sus municipios, destacan Acaxochitlán y Zacualtipán, donde su recolecta representa
el sustento económico para numerosas familias.

Pachuca.- Hidalgo es una de las entidades más pequeñas del país, sin embargo, posee una gran biodiversidad debido a sus diferentes climas y tipos de vegetación. En cuanto a bosque, es el tercer estado de la República con mayor superficie ocupada por bosque mesófilo de montaña, después de Oaxaca y Chiapas; este a su vez alberga una alta diversidad de especies de hongos.
Así, la entidad es una de las más importantes en cuanto al uso e importancia de la recolección de hongos comestibles silvestres, sobre todo para las poblaciones rurales. De sus municipios, destacan Acaxochitlán y Zacualtipán, donde su recolecta representa el sustento económico para numerosas familias.
No obstante, esa actividad tiene la desventaja de ser estacional,
ya que se realiza principalmente
en temporada de lluvias,
además de estar sujeta a la prohibición de venta por parte de autoridades de salud debido a su asociación con algunos casos de intoxicación reportados
en la región.
A nivel científico, expertos reconocen la necesidad de tener un inventario de los recursos bióticos del país, ya que se considera que es la única forma de poder establecer estrategias para su conservación y uso racional.
Para poder llevar a cabo esa tarea con los hongos, no solo es necesario impulsar los inventarios regionales, como es el caso de Hidalgo, sino también estudios taxonómicos a nivel molecular que cuenten con notas de campo completas y detalladas de los caracteres macroscópicos, de sus hábitos de crecimiento, asociación, hospedero, entre otros, que clarifiquen la identidad exacta de las especies que se desarrollan en los ambientes naturales.

Hábitat amenazado

Los hongos silvestres comestibles en Zacualtipán de los Ángeles son uno de los productos con mayor aprecio entre sus pobladores porque los utilizan como alimento y por la posibilidad de su comercialización.
En esa región se localiza el bosque de Fagus grandifolia variedad mexicana, el cual se encuentra amenazado y eso también impacta la sobrevivencia de los hongos, un problema que no solo afecta la economía del lugar, sino de manera paulatina genera la pérdida del patrimonio cultural en lo referente a la recolecta, venta, conservación e identificación de las especies.
Leticia Romero, doctora en recursos bióticos y profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, explicó que el bosque mesófilo de montaña es el ecosistema con mayor riqueza de especies de flora y fauna por unidad de superficie en México, pero también el más propenso a desaparecer, pues solo ocupa uno por ciento del territorio nacional.
Hidalgo posee el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a superficie con bosque mesófilo de montaña, solo superado por Chiapas y Oaxaca, y posiblemente cuenta con los bosques de haya, otra manera de llamar al Fagus, de mayor extensión y menos perturbados de México.
Además, esos bosques son relictos del Pleistoceno altamente vulnerable y actualmente solo existen en Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo; en este último, se ubican en Zacualtipán de los Ángeles, San Bartolo Tutotepec y Tenango de Doria con extensión superior a 106 hectáreas, lo que equivale a 73.9 por ciento de la cobertura a nivel nacional.
El área de La Mojonera, en Zacualtipán, la cual tiene una altura entre mil 800 y 2 mil metros sobre el nivel del mar, alberga al manchón de bosque de Fagus más grande, mejor conservado y con mayor heterogenicidad genética del país.
Como sucede en todo México, el principal enemigo de los bosques es la tala clandestina que incluso llega a ser una de las tantas variantes del crimen organizado, y la riqueza forestal de Hidalgo corre graves riesgos de desaparecer por este delito.
Por otro lado está el cambio climático, que en el caso concreto de los árboles de haya es una presión importante porque presenta años semilleros, por lo que cualquier cambio abrupto en las condiciones ambientales, afecta su reproducción.

¿Qué son?

Los hongos
son un grupo de seres vivos diferentes de las plantas y de los animales, razón por la cual
se clasifican en un reino aparte llamado Fungi. La ciencia que los estudia se llama micología

Poseen gran capacidad
de adaptación y pueden desarrollarse sobre cualquier medio o superficie, tanto en los bosques como en las ciudades. Se reproducen por medio de esporas, las cuales son diseminadas principalmente por el viento y el agua

Juegan un papel
descomponedor, ya que transforman la materia orgánica en sustancias más simples
y asimilables por otros seres vivos

Pero también
pueden desarrollarse formando asociaciones de beneficio mutuo con raíces de plantas, llamadas micorrizas, y con algas dando origen a los líquenes ‑que son organismos totalmente diferentes a las plantas y a los mismos hongos‑, mientras que algunos crecen sobre otros seres vivos produciéndoles enfermedad o incluso la muerte

Son organismos
que no pueden sintetizar su propio alimento como las plantas, por lo que no contienen clorofila. Pueden ser unicelulares y pluricelulares, es decir, tener una sola célula como las levaduras, o estar constituidos por muchas de ellas, desde los mohos que vemos creciendo de forma desagradable en los alimentos hasta los que engalanan los bosques con sus insospechados colores
y formas

hongos hongos2

 

Científica invitada

Leticia Romero Bautista

Nació en Pachuca. Estudió la licenciatura y maestría en biología vegetal en la Universidad Nacional Autónoma de México y el doctorado en recursos bióticos en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, donde labora desde 1998.
Actualmente es profesora investigadora en el Centro de Investigaciones Biológicas del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI). Es miembro del cuerpo académico de uso, manejo y conservación de la biodiversidad y tiene como línea de investigación la etnobiología de los hongos y plantas vasculares.
Como temas trabaja cuatro: biotecnología de los hongos, que abarca el cultivo, actividades biológicas y productos funcionales; la etnomicología; la sistemática y taxonomía de los hongos, y la gastronomía.
Es autora de tres libros, siete manuales, 12 capítulos de libro, cuatro artículos científicos arbitrados y cuatro artículos de difusión de
la ciencia. Ha dirigido 10 tesis
de licenciatura y tres de maestría.
Ha trabajado en 10 proyectos de investigación, varios de ellos con financiamiento. Actualmente lidera el proyecto titulado “Empoderamiento económico de la hongueras del municipio de Acaxochitlán, Hidalgo, a través de procesos organizativos para la elaboración de productos alimenticios a base de hongos silvestres y cultivo orgánico de plantas”, donde cuenta con recursos del Instituto Nacional de las Mujeres y el Conacyt.

Leticia Romero Bautista

Sexto Festival Universitario del Hongo

Zacualtipán

1 La actividad de recolecta y comercialización de hongos durante mucho tiempo ha representado un ingreso económico para algunas familias en Zacualtipán.

2 Este año, será en Zacualtipán con el objetivo de trabajar acciones concretas con la comunidad de tal modo que adquieran información sobre bosques de Fagus, que está en riesgo de desaparecer, junto con los hongos asociados a ellos.

3 Serán impartidas conferencias, talleres y una visita, denominada paseo micológico, a los sitios de interés como son el bosque de Fagus y Atopixco, este último es un ejido que recibió el certificado de Manejo Sustentable de Bosques en 820 hectáreas como resultado de más de 30 años de trabajo forestal comunitario y la participación de 89 ejidatarios.

 

Rating: 4.0. From 2 votes.
Please wait...

Comentarios