Huachicol y bajos salarios van de la mano

295

Pachuca.- De acuerdo con el Índice GLAC, Hidalgo es uno de los 32 estados de la República en donde se registra una mayor incidencia en robo de hidrocarburo a la par de una mayor presencia de población con ingresos menores, lo que demuestra una correlación entre ambos factores.

Dicho análisis efectuado por el corporativo especialista en seguridad, tecnología y gestión de riesgos, examina los elementos y tendencias que afectan las condiciones de seguridad integral de una nación o entidad sujeta a estudio; asimismo, registra las áreas con mayor fortaleza y las vulnerabilidades que inciden en su nivel de bienestar y certeza social.

En el caso de Hidalgo destacó que debido al incremento del robo de combustible, lo que impacta en su incidencia delictiva, así como los bajos salarios y la falta de oportunidades para sus habitantes, la entidad ocupa el lugar 22 en el ranking nacional de estados con “inseguridad limitada con riesgos sociales”.

En ese sentido, explica que el nivel de ingreso, como determinante de las capacidades de consumo y acceso a mejores condiciones de vida, es uno de los elementos que impulsan el desarrollo de mercados y determinan el precio de algunos productos, entre ellos el combustible.

Sin embargo, en la entidad durante los últimos 18 meses las tomas clandestinas de hidrocarburos aumentaron de tal manera que llegaron a incidir considerablemente en el incremento de la incidencia delictiva.

Fue en 2008 cuando, de acuerdo con el documento, Hidalgo registró su mejor desempeño en ese indicador, como resultado del comportamiento de sus variables que fueron de 0.59 tomas clandestinas por cada 100 mil habitantes y un 21.5 por ciento de la población ocupada con ingresos menores a 200 pesos diarios.

No obstante, su peor desempeño se presentó en 2017 cuando los valores de sus variables incrementaron significativamente hasta 36.11 tomas clandestinas por 100 mil habitantes y 31.17 por ciento de la población ocupada con dicho nivel de ingreso.

Para el caso de 2018, hasta el segundo trimestre de este año el estado registraba una tasa acumulada de 30.50 tomas clandestinas y 29.18 por ciento de la población ocupada con ingresos menores a 200 pesos.

Además, en materia de incidencia delictiva, entre enero y julio de 2018, Hidalgo registró un incremento que impactó negativamente su desempeño en el Índice GLAC, particularmente en el robo de hidrocarburos. Asimismo, está entre las entidades con más del 25 por ciento de sus trabajadores con ingresos menores a un salario mínimo diario, junto a Veracruz, Oaxaca y Chiapas, apunta el estudio.

Comentarios