El exsecretario de Economía y de Relaciones Exteriores durante el gobierno del expresidente Vicente Fox Quesada, Ernesto Derbez Bautista, visitó ayer la Feria Universitaria del Libro (FUL) donde habló de dos de los problemas que más laceran a México y nuestra entidad: el alto nivel de impunidad y el delito cada vez más común del huachicoleo o extracción ilegal de hidrocarburo. Sobre este último, y a pregunta expresa de reporteros, Derbez planteó varias opciones para combatirlo. Una de ellas, dijo, es atacar las finanzas de los huachicoleros; pero también, buscar bajar el precio de los combustibles y mejorar el nivel de ingresos de la población a través de trabajos con salarios y prestaciones de calidad. Esto, en conjunto con una estrategia como el operativo Fuerza Especial Conjunta, que lleva a cabo el gobierno estatal, darán resultados positivos en el combate al huachicoleo, que tanto ha golpeado a nuestra entidad, que hoy se encuentra en segundo lugar nacional en cuanto al número de tomas clandestinas detectadas.

Pero también, dijo el actual rector de la Universidad de las Américas en Puebla, se debe poner énfasis en el mejoramiento de las condiciones laborales de los policías, para enfrentar los altos índices de impunidad que corroen nuestro sistema de justicia nacional. También es menester pagarles mejores salarios y capacitarlos, de modo que sepan investigar e integrar adecuadamente una carpeta de investigación. Ojalá que haya asistido algún representante del gobierno estatal a la conferencia de ayer, puesto que aquí podría salir una nueva estrategia para enfrentar a los huachicoleros. De filón. Varios son ya los expertos que defienden la conveniencia de despenalizar la producción y el uso de determinadas drogas, como la mariguana, en nuestro país. Y esa es precisamente la ruta del razonamiento del activista Eduar do Limón, quien sostuvo que la penalización de la producción y consumo de mariguana en México más que evitar su uso, genera un mercado negro que afecta al país.

Comentarios