La vuelta será disputada el 24 de noviembre en el Monumental

CARLOS ALBERTO CANELA GARCÍA / AGENCIA REFORMA
Buenos Aires.- Y sí, fue un partido vibrante en La Bombonera. River Plate vino en dos ocasiones de atrás para igualar de visita 2-2 ante Boca Junior, en la ida de la final de la Copa Libertadores, partido que tuvo que jugarse ayer debido a la fuerte lluvia que azotó el sábado a Buenos Aires.

El marcador se abrió hasta el minuto 34, cuando Ramón Ábila sacó un potente disparo que venció la resistencia del portero Franco Armani.

Sin embargo, al minuto siguiente Lucas Pratto recibió una pelota en profundidad y con un remate cruzado logró poner el empate.

En el minuto final de la primera parte, Sebastián Villa metió un gran servicio para que Darío Benedetto rematara con la cabeza y le devolviera la ventaja a los xeneizes.

Sin duda, el portero Agustín Rossi, de Boca, fue la gran figura de esta primera etapa ya que tuvo tres intervenciones fundamentales para impedir una nueva caída de su valla.

Para la segunda parte, los millonarios salieron con la misma mentalidad y fue al 61 cuando Pity Martínez metió un centro con efecto que fue tocado con la cabeza por Pratto, quien volvió a silenciar La Bombonera y poner las cosas 2-2.

En los minutos restantes, ninguno de los equipos logró concretar, aunque fue Boca el que más insistió con la entrada de Carlos Tévez.

Sin embargo, en la recta final, Armani se volvió a vestir de héroe al ganarle un mano a mano a Benedetto.

La vuelta será el próximo 24 de noviembre en la cancha del Monumental.

Comentarios