Singuilucan

Habitantes de la localidad Las Glorias, de Singuilucan, impidieron el inicio de trabajos para la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula, a cargo de la empresa TransCanada, al alegar que no han sido debidamente indemnizados por el uso de sus terrenos.
Desde mediados del año pasado, los pobladores, dedicados en su mayoría a labores agrícolas, dieron a conocer que la empresa les había pagado 12.50 pesos por metro lineal de los terrenos de su propiedad.
Pese a que representantes de TransCanada consideran que los pobladores fueron debidamente indemnizados, los inconformes señalaron que el pago no fue suficiente, pues los terrenos por donde se pretende el paso del gasoducto no podrán ser usados durante el plazo que este funcionará, aproximadamente 30 años.
En el sitio se presentaron representantes de TransCanada, empresa contratada por el gobierno federal en 2015 para la construcción del gasoducto que surtirá energético a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
En el diálogo, representantes de TransCanada propusieron la construcción de infraestructura para beneficio de la población en la zona, lo que fue rechazado, insistiendo en un pago que pueda considerarse justo por el uso de los terrenos.
Hasta el momento los trabajos continúan detenidos, ya que habitantes señalaron que no permitirán que se efectúe la construcción hasta que se solucione su demanda.
De acuerdo con el proyecto ejecutivo, el gasoducto Tuxpan-Tula cruzará por tres municipios de Veracruz, siete de Puebla y 13 de Hidalgo.
Además del pago que exigen los pobladores de la zona rural de Singuilucan, habitantes de la Sierra Norte de Puebla y Veracruz, limitante a su vez con la Otomí-Tepehua, en Hidalgo, también se han manifestado debido a que señalan el desconocimiento y falta de información de la construcción del gasoducto, pues por versiones diversas conocen que el trazo pasará por zonas con riqueza forestal, así como por centros ceremoniales de etnias presentes en dichas áreas.

Comentarios