Impulsa Slow Food a productores lecheros

1340
gastronomia
La iniciativa busca salvaguardar la gastronomía hidalguense

La agrupación realizó el evento Primera Parada Slow

Pachuca. La asociación Slow Food Pachuca realizó el evento denominado Primera Parada Slow, que tuvo entre sus objetivos impulsar y vincular a las y los productores del sector lechero de Acatlán y Tulancingo.

Así lo informó el presidente de la organización en el ámbito local Elías Fernández Chequer, quien explicó que la actividad contempló un recorrido a la planta de quesos La Manchega localizada en Tulancingo.

“Uno de los objetivos de la reunión fue vincular a los productores del sector lechero, específicamente de bovinos y ovinos para que les vendan carne y leche a restauranteros, tiendas, así como a otros fabricantes como la planta La Manchega”, indicó.

La estrategia consistió en dar a conocer las necesidades de las y los productores bajo el principio de comercio justo. Otro de los alcances de la actividad fue la promoción de productos auténticos, así como brindar asistencia técnica y capacitación con el fin de dar valor agregado a los insumos bajo la filosofía Slow Food: bueno, limpio y justo.

En la actividad participaron autoridades federales y estatales del sector agropecuario, ganaderos y productores de la cadena bovinos-leche-lácteos.

Abundó que personal de la empresa La Manchega explicó a las y los participantes la historia y operación de la empresa que es reconocida por ser pionera en el ámbito nacional y estatal en la producción de queso manchego, utilizando en su proceso de producción leche 100 por ciento de vaca.

La firma destaca también por cumplir con los principales parámetros de calidad e inocuidad como bajo índice de células somáticas, grasa, acidez, solidos no grasos, así como nula existencia de adulterantes como agua o almidones que afecten la calidad de la leche y rendimiento en los procesos de fabricación de quesos.

De acuerdo con el presidente de Slow Food, el gobierno estatal y federal tiene como eje de desarrollo actividades que potencien el trabajo de las y los productores con innovaciones, asistencia técnica y acompañamiento.

“De esta manera Slow Food, como organización sin fines de lucro colabora en la vinculación y como una alternativa más de mercado y comercialización, buscando, desde el productor hasta el comensal, promover la gastronomía local y una alimentación buena y justa para todos”, indicó Fernández Chequer.

Al finalizar el recorrido por la empresa, tuvo lugar una degustación, maridaje de productos lácteos de La Manchega y cata de vinos.

Slow Food, de reciente creación en la entidad, tiene como propósitos salvaguardar la gastronomía hidalguense, preservar la cultura, dignificar el trabajo de las y los productores, así como promover las tradiciones culinarias ancestrales de las diferentes regiones del estado, por mencionar algunos.

Comentarios