El trabajo de la artista, en el que destaca la topografía, se mezcla con la tradición y cultura de la minería

Mineral del Monte

Como un homenaje a los mineros de la zona, la artista Gabriela Sodi inauguró en el museo Casa Grande de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) la exposición Minero.
El trabajo de la artista, en el que destaca la topografía, se mezcla con la tradición y cultura de la minería, plasmando las acciones, objetos y rostros protagonistas de ese oficio.
Previo al corte del listón de la exposición, Libre por convicción Independiente de Hidalgo, platicó con la reconocida artista sobre cómo Minero llegó al recinto cultural de la UAEH.
“Fue una invitación que me hizo Jorge del Castillo Tovar (coordinador de la dirección de extensión de la cultura de la UAEH) para conmemorar el aniversario 55 de la autonomía de la universidad y en este caso, cuando tengo las reuniones con Carlos Bastón Perea, al entrar a los pórticos de la universidad veo una vitrinas y esas contienen material mineralógico, de alguna manera eso me recuerda a mi infancia.”
Su padre, Ernesto Sodi Pallares, era químico y estudió luego la carrera de minerólogo, durante su infancia, Gabriela pasó un buen rato en esta zona, ya que su padre era lector de núcleos.
“Pasamos muchas veces por aquí las vacaciones, en Real del Monte, El Chico, la zona de los fundos, entonces fue cuando dije, no hay más tema que los mineros, que la mineralogía, cómo estos mexicanos extrajeron toda la plata que se encuentra en todos los altares y joyería del mundo, creo que es un homenaje claro para los mineros.”
La exposición se compone de varias partes y no hay un orden para entrar a las salas; el trabajo de los mineros está traducido de manera estética.
“Todo el trabajo que yo hice es traducir la realidad de los mineros desde el arte, porque si no sería una exposición histórica; entramos a una de las salas que es ingeniería, cómo ellos van armando las bóvedas y los techos de estos túneles y cañones, ese tipo de arte es el concreto.”
Otra de las salas está dedicada a la optical, una de las especialidades de la artista, en ella se muestran cascos de una forma contemporánea en la que, para apreciarla mejor, se debe ver con lentes de tercera dimensión.
“Toda la exposición es muy interactiva; tenemos también una muestra de los ‘Vientos aliseos’ de la Bella Airosa, es para que las futuras generaciones no pierdan el conocimiento de su historicidad y la de la región.”
Una de las piezas de esa muestra recuerda al Panteón Inglés y al mexicano, además de contar con el registro de los últimos mineros vivos, la narración de su historia en estos lugares.
“Hay una parte dedicada al lenguaje de la mina que indica cómo hablaban ellos, qué fue lo que nos heredaron a los mexicanos con estas diferentes descripciones sobre su lenguaje, por ejemplo, se hacían llamar por apelativos de animales, que era una especie de tótem.”
Asimismo se puede observar a la “Única mujer de la mina” imágenes de la Virgen de Guadalupe que acompañan a los mineros en su labor, y las topografías que caracterizan a la artista que son la visión de la mina, así se pueden apreciar varias topografías de cobre y plata; así como una sala de lo intangible, con la formación ígnea de las piedras y el enfriamiento.
La exposición, inaugurada desde ayer por autoridades universitarias, estará por tres meses en Casa Grande; se planea que después viaje a otras regiones de fundos mineros con fotografías de esas zonas.

Dato

La exposición, inaugurada desde ayer por autoridades universitarias, estará por tres meses en el museo

Comentarios