Incendio, resultado de incompetencia gubernamental: Sehi

457
marco
Marco Antonio Moreno, presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense, refirió que tiraderos de basura como los de Pachuca, Tula y Mineral de la Reforma demuestran el inadecuado trato que se les da a los desechos sólidos

 

Pachuca.-
El incendio del relleno sanitario de Mineral de la Reforma fue resultado de la incompetencia de los gobiernos por crear políticas públicas para el tratado de los desechos, pues los tiraderos a cielo abierto ya no son viables, declaró el presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi) Marco Antonio Moreno Gaytán.
En entrevista con este diario, el presidente de la Sehi dijo que los rellenos sanitarios representan un riesgo para la salud de las personas a raíz de incendios como el del fin de semana en el que se emanan metano y otro tipo de gases.

El ecologista agregó que la aparición de una nube de humo en algunas colonias del municipio y zonas aledañas es grave y el incendio fue resultado de la incompetencia gubernamental y la falta de políticas públicas para manejar los residuos.
Además, refirió que tiraderos como los de Pachuca, Tula y Mineral de la Reforma demuestran el inadecuado trato que se les da a los desechos sólidos por parte de las empresas y los ayuntamientos, por lo que lamentó que tenga que ser a partir de un incendio que las autoridades se den cuenta que están haciendo las cosas mal.

Alternativas

En ese sentido, para Moreno Gaytán “ya es tiempo de que se vayan construyendo políticas públicas de gestión de residuos reales y verdaderas que vayan más allá del simple enterrar la basura para lo que se gastan millones y millones de pesos en enterrarla y decir que no hay otra solución”.
Para la Sehi, una alternativa a los rellenos sanitarios sería el establecimiento de plantas de transferencia para la gestión de los residuos, con la finalidad de que el 95 por ciento de los desechos sean enviados para su reciclaje y el restante tendría que ser confinado o transformado en compostas.
Sin embargo, no existe voluntad por parte de la administración pública para evitar los rellenos sanitarios y, en contraste, hay una cerrazón de los ayuntamientos para ese tipo de plantas.

Comentarios