Semáforo Delictivo contabilizó 346 hechos en enero de este año, 49 más que en el mismo periodo del año anterior

Pachuca.-

Según el Semáforo Delictivo, en los últimos años en la entidad incrementó casi al doble la violencia familiar, luego que 2015 cerró con 2 mil 278 casos y en 2017 fueron 4 mil 353. Asimismo, en enero de este 2018 ya ocurrieron 346 hechos, 49 más que en el mismo mes del año pasado, cuando sumaron 297.
Por lo anterior, dicha herramienta que contabiliza el número de delitos ocurridos por entidad colocó al estado en rojo, pues en los últimos tres años esta ha crecido hasta alcanzar casi el doble.

En enero de 2015, mes en que inició el registro, Hidalgo reportó 100 casos de violencia familiar; no obstante, para el mismo mes de 2016 incrementaron a 288, en 2017 sumaron 297 y en este año van 346.
Según el reporte, de los últimos tres meses considerados por la organización, Pachuca es el municipio con más casos al registrar 227, lo que representa 22 por ciento del total; le sigue Tulancingo con 92 hechos, correspondiente 9 por ciento; y posteriormente Mineral de la Reforma con 86, equivalente a ocho por ciento.

Sin embargo, otros municipios que también se encuentran en rojo debido al número de casos y su densidad poblacional son Tizayuca, Tula, Huejutla, Tepeji, Ixmiquilpan, Actopan, Apan, Zempoala, Atotonilco de Tula, Tepeapulco, Tezontepec de Aldama, Cuautepec, San Agustín Tlaxiaca y Acaxochitlán.

En 2016, apenas dos años después de que inició labores el Centro de Justicia para Mujeres del Estado de Hidalgo (CJMH), este informó ya había atendido 2 mil 305 casos de violencia familiar, siendo esta la primera modalidad de agresiones contra ese sector de la población.
Datos de la dependencia revelaron que de las seis modalidades de violencia que identificó el centro en mujeres atendidas de primera vez, 2 mil 305 casos pertenecieron a violencia familiar, 51 en la comunidad, 14 laboral y docente, una sin riesgo y cero en las categorías feminicida e institucional.

Comentarios