Pachuca.-

Desde el 31 de diciembre, el precio de los pastes de la cadena Real de Plateros aumentó de 14 a 15 pesos debido al incremento en los costos de las materias primas, explicó la firma hidalguense en el aviso respectivo a su clientela, que fue colocado en las diversas sucursales.

Con ello, la empresa originaria de Mineral del Monte se suma al aumento que en enero de 2017 aplicó la cadena Pastes Kikos.

Se trata de la segunda alza que aplicó la firma a su producto en 2017, toda vez que inició ese año con un precio de 13 pesos, para subirlo a 14 en el transcurso del año y finalmente cerrar en 15 pesos.

El aumento en los costos de la materia prima fue el argumento con el que Real de Plateros justificó el incremento al precio del paste. La apuesta, abundó, es mantener la calidad del producto.

En octubre pasado, el presidente del consejo regulador del Patrimonio Cultural Real del Monte Cornwall, Wilfrido Soto Jarillo, indicó que el precio del alimento se mantendría en 14 pesos pese a las variaciones en el costo de las materias primas.

No obstante, la empresa propiedad de su familia elevó el precio a 15 pesos al finalizar el último día del año.

Las gasolinas y el gas LP son los energéticos que reportaron mayores alzas en 2017, los cuales son fundamentales en la preparación de pastes; los primeros, utilizados para el traslado de ingredientes usados en su preparación y el segundo, empleado para su cocción.

Como consecuencia de la apertura del mercado, el precio promedio de la gasolina Magna, la de mayor consumo en el país, se elevó más de 20 por ciento, al pasar de 13.98 pesos el litro en diciembre de 2016, cuando aún estaba controlado por la Secretaría de Hacienda, a un promedio de 16.50 pesos en el presente mes.

En tanto, el gas LP es uno de los combustibles que más resintió la liberalización de los precios, toda vez que de acuerdo con registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a nivel nacional el precio de este acumula un incremento de 44 por ciento entre enero y la primera quincena de diciembre pasado, cuando en el mismo lapso de 2016 bajó 7.5 por ciento.

Con el aumento a 15 pesos, el paste deja de ser un bocadillo accesible al bolsillo.

Comentarios