Pachuca.-

En un año, Hidalgo incrementó más del doble el número de tomas clandestinas en ductos de Pemex, luego que en enero de 2017 registró 66, mientras que el mismo mes de este año acumuló 139; además, dicha cifra lo coloca como el estado con más reportes de ese tipo.
Fue en enero de 2017, mismo mes en que ocurrieron las protestas por el aumento a los combustibles de casi 20 por ciento y que en Hidalgo cobraron la vida de dos personas, el informe sobre tomas clandestinas de Pemex registró 66; no obstante, para octubre del mismo año ya sumaban casi el doble de casos, con 117.

Así, mes con mes el reporte de incidencias creció, y los 66 casos de enero, en marzo pasaron a 85, en junio sumaron 89, para agosto llegaron a 114 y en diciembre contabilizaron 116, por lo que Hidalgo cerró 2017 con mil 64 tomas clandestinas, luego que apenas un año antes, en 2016, había finalizado con solo 344 incidentes de ese tipo.
Según el reporte de la empresa correspondiente a enero de este año, en segundo lugar se ubicó Guanajuato con 131 tomas clandestinas, entidad que en 2017 cerró con mil 852 casos, lo que en ese momento lo ubicó en el primer lugar de la lista. Asimismo, en tercer lugar se colocó Puebla con 110 tomas, misma entidad que el año pasado cerró con mil 443.
Las dos anteriores, Puebla y Guanajuato, destacan entre las entidades con más tomas clandestinas desde los informes que realizó la empresa en 2013; no obstante, en dicho año Hidalgo no aparecía en la lista.

El hecho más reciente ocurrió la madrugada del 25 de febrero en Cuautepec, cuando el incendio de una toma clandestina en un ducto de Pemex dejó como resultado tres vehículos quemados.
Según la paraestatal, Cuautepec es el municipio con mayor número de tomas clandestinas; le siguen Tlanalapa, Tula, Tepetitlán y Tepeapulo.

Comentarios