Agencia / Mogadiscio
La cifra de muertos por el atentado con un camión bomba en la capital de Somalia superó los 300, informó ayer el director de un servicio de ambulancias, mientras el país sigue muy afectado por el ataque más letal en su historia.
Más personas fallecieron en las últimas horas a consecuencia de sus heridas, dijo el médico Abdulkadir Adam, del servicio de ambulancias Aamin. Los funerales comenzaron y esperan que el número de muertos siga subiendo.
El atentado con un camión cargado de explosivos el sábado fue realizado en una calle muy concurrida en Mogadiscio y aproximadamente 300 personas más resultaron heridas. El gobierno de Somalia culpa al grupo extremista Al Shabab, vinculado con Al Qaeda, que no ha hecho declaraciones al respecto.
Más de 70 personas gravemente heridas fueron trasladadas vía aérea hasta Turquía ayer, mientras la ayuda internacional ya comienza a llegar, dijeron autoridades. Familiares nerviosos estaban parados sobre la pista orando para que se recuperen sus seres queridos.
Los saturados hospitales de Mogadiscio batallaban por dar atención a otras víctimas heridas de gravedad, muchos con quemaduras que los dejaron prácticamente irreconocibles.
Además de Turquía, Kenia y Etiopía ofrecieron enviar ayuda médica en respuesta al “desastre nacional” decretado por el gobierno somalí, dijo el ministro de información Abdirahman Osman.

 

Comentarios