Indagan a Kushner por ciberataques rusos

177
ciberataques

Ciudad de México.- Las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadunidenses de 2016 se centran ahora en Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump, reportó McClatchy DC.

Los encargados de las pesquisas tratan de determinar si las operaciones digitales de la campaña de Trump, dirigidas por Kushner, guiaron a los rusos a las jurisdicciones electorales de estados clave, en los que la campaña detectó un cuestionable apoyo electoral a su oponente demócrata.

Esto, con el fin de que los ciberoperadores rusos emplearan su avanzada cibertecnología en votantes para atacar a Hillary Clinton.

El papel de Kushner como un posible conducto de las actividades de injerencia rusa en las elecciones, así como su papel de supervisor de las operaciones digitales de la campaña, son examinados de cerca, indicó a McClatchy una persona con conocimiento de la pesquisa del Departamento de Justicia.

También indagan si esos nexos rusos con la campaña de Trump jugaron un papel en la filtración a WikiLeaks de correos hackeados a miembros de la campaña de Clinton y a funcionarios del Partido Demócrata durante la contienda presidencial.

El representante Adam Schiff, el demócrata de más alto rango en el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo a McClatchy que quieren determinar si la campaña de las noticias falsas y dañinas propagadas por el Kremlin fueron coordinadas, en cualquier forma, con la campaña de Trump.

Los ciberataques rusos se valieron de “bots” (comandos cibernéticos robóticos) para propagar ampliamente noticias falsas o negativas sobre la campaña de Clinton en redes sociales durante la contienda electoral.

Dichas historias alcanzaron muchas veces a millones de votantes, varios de los cuales vivían en los llamados estados péndulo (swing states) o en distritos relevantes para las votaciones, según McClatchy.

Algunas de esas historias se propagaron en momentos clave de la elección, como la historia falsa sobre que Clinton dirigía un centro de pedófilos en una pizzería en Washington DC, la cual circuló hacia el final de la contienda.

Otra fuente con conocimiento con las pesquisas expresó al medio sus dudas de que los ataques rusos fueran tan sofisticados.

Este reporte se produce tras la reciente publicación de informes que apuntan que Kushner estuvo presente en una reunión que sostuvo Donald Trump Junior con una abogada rusa con el fin de conseguir información dañina sobre Clinton.

En la sesión también habría estado presente el exasesor de campaña Paul Manafort.

Según el reporte de McClatchy, esa reunión podría incrementar el interés de los investigadores sobre la posible coordinación digital con Kushner.

Comentarios