Ahora que andamos en tiempos electorales, aún con la herida abierta del proceso en el Estado de México, vale la pena reflexionar sobre las palabras que ofreció ayer en entrevista el dirigente estatal del PRI Alberto Meléndez Apodaca. El líder tricolor en Hidalgo dijo que su partido está al pendiente de lo que ocurre con exalcaldes emanados de sus filas, así como funcionarios en activo, que tienen o que están en vías de enfrentar procesos penales. La reflexión del líder priista va en el sentido de que, si se abren procesos penales contra priistas en activo o que hayan dejado su cargo, entonces el partido debe activar el trabajo de su comisión de justicia partidaria para que “haya sanciones correspondientes”. Meléndez reforzó su oración: “todo aquel que haga mal las cosas y tenga que pagar, que pague, y si tiene que ir a la cárcel, que vaya”. Lo que dice el exalcalde de Pachuca debería ser ley para los partidos, más en estos tiempos en que hay una crisis de corrupción profunda en los gobiernos de las entidades federativas. No es posible que quienes postulan a los candidatos no asuman la responsabilidad que tienen como partidos. Se supone que son entes públicos cuya finalidad es ser instrumentos para llegar al poder. Y como tal deben tener mecanismos de selección que les permitan elegir a los mejores perfiles. No solo para ganar espacios de poder, sino para que sus militantes o candidatos hagan un buen trabajo en sus cargos públicos. Se supone que representan una ideología y sus principios, de modo que no pueden lavarse las manos cuando en quien depositan su confianza traiciona a sus gobernados al mismo tiempo que lo hace con la estructura que lo llevó al poder. Ojalá que las palabras de Meléndez vayan más allá de la retórica. A Hidalgo y al país le urgen que los partidos se hagan cargo de las personas a quienes postulan. De filón. Terminó el suspenso en el Estado de México y las entidades que tuvieron elecciones el domingo. El PRI y el presidente de la República lograron retener a la vecina entidad mexiquense. Esto les da oxígeno puro cuando todo parecía ir hacia una debacle. En resumen: siguen respirando.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios