Informales y Pymes, prioritarios para reactivar economía

761
Pymes

Jozelin María Soto llamó a consumir productos locales para ayudar a los pequeños negocios a resistir la crisis

Pachuca.- El comercio informal y las pequeñas y medianas empresas (Pymes) son las que mayor empleo generan y las más vulnerables ante la pandemia por el coronavirus (Covid-19); por ello, deben ser la prioridad en las estrategias de reactivación económica que impulsa el gobierno, sostuvo la investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Jozelin María Soto Alarcón.

La epidemia ha orillado a la entidad y al sector empresarial a poner en el centro de la discusión económica el bienestar de la población, consideró la también coordinadora de la licenciatura en economía, quien planteó que en México 53 por ciento de los trabajos son informales, lo que acentúa los efectos negativos de la crisis, ya que las indicaciones de confinamiento perjudican a las personas que viven de esa modalidad de comercio al verse mermados sus ingresos.

Ante la enfermedad, esos empleos son los más vulnerables y por ende los que mayor apoyo requieren. “Estamos hablando de que muchas personas no van a tener para el alimento diario, eso es muy serio”, advirtió la especialista. A ello agregó que la informalidad se caracteriza por la falta de seguridad social y prestaciones sociales, lo que repercute en que los comerciantes no tengan acceso a servicios de salud ni indicadores positivos de bienestar.

En Hidalgo, el sector del turismo y de servicios es el más afectado, por ello afirmó que el Estado debe buscar reactivar la economía tanto formal como informal; en ese sentido, consideró que es una buena señal el anuncio del Ejecutivo federal de otorgar créditos a pequeñas y medianas firmas para que puedan subsistir durante la cuarentena.

Sin embargo, pese a que ese apoyo es para formales e informales, la especialista refirió que aquellas informales no necesariamente tienen una cuenta bancaria, lo que hace más difícil el acceso a él, de ahí la necesidad de facilitar y ampliar las estrategias para reactivar la economía, explicó la investigadora adscrita al Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA).

Por otra parte, el despido masivo de personal afecta la subsistencia de las familias, incrementa las filas del sector informal y agrava la actual crisis. Desde su perspectiva, el sector informal tiende a adaptarse a las condiciones adversas, por lo que una vez que sean restablecidas las actividades laborales, es la parte que más va a impulsar el panorama financiero.

La economista reflexionó en torno a que la pandemia debe concientizar a la población para consumir los productos locales y apoyar a los pequeños productores, pues las grandes empresas tienen más recursos para resistir una crisis, mientras que el sector informal no. “Como consumidores debemos repensar qué compramos, si podemos apoyar a la tienda que está cerca de nuestra casa para reactivar la economía desde lo local”.

América Latina se caracteriza por su gran desigualdad en cuanto a ingresos, acceso a salud y servicios de bienestar, por lo que la epidemia se vive de forma desigual, siendo los más afectados los de menores remuneraciones. Citó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), derivado de la contingencia, habrá un gran incremento de desempleo y pobreza.

La especialista del ICEA consideró que deben facilitarse y ampliarse las estrategias gubernamentales

Comentarios