Esta semana trascendieron noticias de la mayor relevancia y a la vez coincidentes se generaron en nuestra máxima casa de estudios de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), que fue el desarrollo de equipamiento; así, se confirieron infraestructura que a la larga ayudará a mejorar la calidad de vida, la prosperidad y a generar soluciones para lograr una sociedad más equitativa. Por ello, es importante que los recursos que la universidad administra se direccionen hacia los objetivos que permitan fortalecer el crecimiento académico de la institución.

Por otro lado, el rector de nuestra máxima casa de estudios Adolfo Pontigo Loyola dijo: “Estamos hablando de casi 357 mil metros cuadrados de superficie construida… estamos construyendo el segundo módulo de aulas en la Escuela Superior de Atotonilco de Tula (ESAT), estamos fortaleciendo el crecimiento de aulas en la preparatoria de Tlaxcoapan, la cimentación del área académica de Tulancingo para la construcción de un nuevo módulo para recibir a los estudiantes, hemos terminado ya el módulo de residencias”. Además, “por una cantidad simbólica, estudiantes podrán vivir en lo que será la ciudad universitaria, ya que la mayoría de jóvenes son de localidades alejadas de la zona centro del país o incluso del extranjero. Mucho de lo que se hace se fortalece con recursos autogenerados, hasta donde se puede hacer, vamos a inaugurar ese módulo y estamos hablando que hemos invertido en el año anterior en mil 90 aulas y 290 laboratorios, entre los que están los mejores de América Latina para bachillerato. Otra obra que se realiza es la Torre de Posgrado, el más importante de los proyectos en infraestructura que invertirá más de 500 millones de pesos con equipamiento a la vanguardia.

“Además, la nueva estación de Radio UAEH en Actopan y la biblioteca del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu).”
Por ello, está más que justificado enfocar nuestra atención en una de las universidades más sólidas y con presencia de la nación: la UAEH, que es una institución de alta cultura que ofrece una soberbia muestra de lo que debe ser un México mejor, el trabajar con energía, fortaleza y con absoluta integridad.

En nuestro estado no hay otra universidad de excelencia como la máxima casa de estudios, además, de ser la más antigua. Sin ella no se entiende la trayectoria de nuestro pueblo hidalguense. Sin la UAEH, no seríamos lo que somos. Pertenece a todos los hidalguenses y todos se han beneficiado de su riqueza cultural a través de varias generaciones. No solo sus alumnos y académicos se nutren del espíritu de servicio que la inspiró desde su refundación y autonomía.

Por ello, es motivo de orgullo que recientemente fue declarado 2019 como el año de los festejos del 150 aniversario de la UAEH, a ese respecto, el rector Adolfo Pontigo Loyola dijo: “Estamos en los albores de 150 años de esta casa, la casa de todos ustedes, nuestra casa, hogar de una familia fuerte y aguerrida. Es nuestro turno de hacer historia”. Y agregó: “El próximo 3 de marzo tendremos el privilegio de rendir honores a quienes han construido esta institución”, porque “es nuestro turno de retribuir a la trayectoria de nuestra casa de estudios”. Enhorabuena al pueblo hidalguense por el 150 aniversario de la UAEH.

Comentarios