independiente

Lima.- Un total de 9 mil 612 migrantes venezolanos ingresaron a Perú desde la frontera norte de Ecuador, en el último día en que no les fue requerido el pasaporte y la visa humanitaria, informaron ayer fuentes oficiales.

La Superintendencia Nacional de Migraciones indicó que esa cifra constituyó un récord de ingresos de migrantes en un solo día en el país, y superó a los 6 mil 708 registrados el 31 de octubre, cuando fue el último día en que los ciudadanos de Venezuela podían conseguir un permiso temporal de permanencia (PTP).

La cancillería peruana llamó a los ciudadanos venezolanos a cumplir con la obligación de obtener la correspondiente visa antes de trasladarse a Perú o presentarse en un puesto de control migratorio peruano.

La agencia peruana de noticias Andina informó que la visa humanitaria deberá ser solicitada en los consulados generales de Perú en Caracas y Puerto Ordaz, Venezuela; de Bogotá, Medellín y Leticia, en Colombia; así como en los de Cuenca, Guayaquil, Quito, Machala y Loja, en Ecuador.

De acuerdo con el Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf) de Tumbes, el número de migrantes venezolanos que ingresaban a Perú se elevó de los mil 300 en promedio a los más de 9 mil la víspera.

La medida dispuesta por el presidente de Perú Martín Vizcarra tiene como objetivo tener una migración ordenada, regular y segura, tras la deportación de venezolanos que habían ingresado al país con documentos falsos o que tenían antecedentes penales.

El canciller peruano Néstor Popolizio, citado por Radio Programas de Perú, explicó que en casos de vulnerabilidad sería permitido el ingreso, previa evaluación de las autoridades.

El gobierno peruano ha dispuesto que en el caso de los niños menores de nueve años la visa humanitaria podrá ser gestionada con la partida de nacimiento.

Los venezolanos mayores de edad podrán realizar el trámite presentando su cédula de identidad, siempre y cuando sea para reunirse con su núcleo familiar residente en Perú o si demuestran encontrarse en extrema vulnerabilidad.

Esa condición también será admitida en el caso de las mujeres embarazadas y de los adultos mayores de 60 años en extrema vulnerabilidad.

Mientras que los menores de edad que ingresen para reunirse con sus padres solo necesitarán su acta de nacimiento.

La cancillería andina llamó a cumplir con la obligación de obtener la correspondiente documentación

Comentarios