La convocatoria de ingreso, emitida por nuestra máxima casa de estudios la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), reconoce el talento de muchos jóvenes, y demuestra la existencia del mérito con base en el esfuerzo y el trabajo. Por ello, a pesar  de las adversidades, el optimismo y confianza en el futuro de los jóvenes talentos tiene una base firme, porque el cultivo de ese talento, en el que la UAEH es tierra fértil, dará buenos frutos a nuestro país.

Por otro lado, el talento que ingresa a las universidades muchas veces continúa sus estudios en diferentes posgrados, algo que nuestro país todavía tiene desafíos pendientes en cuanto a inversión en ciencia, tecnología, en cobertura e infraestructura, entre otros problemas como los que mencionó el recordado doctor Carlos Beyer Flores, Premio Nacional de Ciencia, quien dijo, “se requieren estrategias innovadoras y diferentes a las utilizadas desde hace unas décadas, y uno se pregunta ¿Por qué una política científica, aparentemente irreprochable, no ha tenido los efectos deseados? quizá porque tienen que ir en otra ruta de acción. La acción prioritaria de la política científica mexicana debe ser la formación de recursos humanos para la investigación y, además, que esos recursos humanos desarrollen su propuesta para realizar investigación en provincia, ya que es preferible por sus resultados sociales concretos”. En efecto, también deben impulsarse los cambios para fortalecer la educación de los estados con sus propias universidades.

Hacer “lo correcto” representa solo un aspecto, el otro es “hacer las cosas correctamente”, que se refiere a cómo lograrlo, porque es mucho más complejo ejecutar los planes que solo mencionar la estrategia.

En esa ruta está la UAEH, y prueba de ello es la aplicación del examen correspondiente a la convocatoria emitida por dicha universidad y el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval), a ese respecto el rector de nuestra máxima casa de estudios Adolfo Pontigo Loyola, ha mencionado en diferentes espacios su agradecimiento a jóvenes, así como a madres y padres de familia, la confianza depositada en la universidad para recibir su formación profesional. Además, comentó que “la única llave de acceso a la Autónoma de Hidalgo es la aprobación del examen de selección, elaborado de acuerdo con los perfiles de cada programa educativo incluido en la convocatoria”.

Hay mucho por avanzar en las universidades, porque en algunas existe el vínculo desigual de resultados; pero la UAEH da el ejemplo, y responde a la confianza de la ciudadanía al creer en los jóvenes, en su trabajo, y en el cultivo de talento, trabajando fuerte por el bienestar del pueblo hidalguense. Finalmente, ¡enhorabuena por tan noble iniciativa! impulsada por el rector de nuestra máxima casa de estudios y el Patronato Unviersitario.

Comentarios