Inicia IA temporada artística con Body Language

252
Body Language

Mineral del Monte.-Tras darse el pasado lunes el banderazo de inicio del semestre julio-diciembre 2018, el Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) dio inicio ayer a su temporada artística con la presentación de la obra Body Language.

La puesta en escena es dirigida por Jorge Luis Roldán, alumno del programa académico de arte dramático (teatro, con el rediseño) del referido instituto, la cual presentó, ante un centenar de espectadores que se dieron cita en el foro escénico El Cubo del IA, la confrontación de dos adolescentes con su moralidad a través de un flirteo naciente durante la pubertad.

Tal y como refirió Ricardo Pérez al generar la sinopsis de ese montaje, “ella, represora de los deseos de la pubertad del joven, cae seducida en su propia trampa de libertinaje cuando él estalla en violencia, enfermedad de juventud llena de estúpida asepsia, chantajes y fogosidad reprimida”.

Del dramaturgo Omar González, Body Language se presentó como producto del examen en competencias de las asignaturas introducción a la escenografía y producción y espacio escénico, aplicado por el director del montaje, quien, a reservas de la consideración del evaluador, dijo sentirse muy satisfecho con el trabajo llevado a cabo. “Este ejercicio escénico ha significado un verdadero reto, pues implicó ponerse manos a la obra y materializar resultados en apenas un mes de trabajo, durante el cual los actores estuvieron siempre dispuestos a trabajar con entusiasmo”, compartió Roldán, quien además comentó haber conocido el texto de la obra hace 8 años aproximadamente, misma que fue el primer montaje en el que actuó como integrante de la compañía de teatro de la UAEH 2+4. “Casi una década después decidí retomarlo con cariño y con ganas de compartir el gozo”, concluyó el joven director.

En el caso del elenco, está conformado por Adriana Copca y Oswaldo Torres, quienes también manifestaron sentirse contentos con el resultado. “Interpretar a Lili está siendo una gran experiencia, ya que de pronto me encontré identificada con muchos de los temores del personaje, los cuales, aunque parecen ilógicos, son verdaderamente un reflejo de la educación sexual conservadora y, aunque tuve que comprender su estado neurótico, ha sido increíble ponerme en sus zapatos”, comentó la actriz; por su parte, quien encarna a Bruno, compartió que así como el público se divirtió al ver la obra, para ambos actores el montaje resultó muy entretenido. “A pesar de que se trata de una comedia y de que las situaciones planteadas son absurdas, quedan al descubierto problemas por los que todos pasamos en algún momento de nuestras vidas”, añadió.

Cierran ese equipo de producción Juan Carlos Herrera, como asistente de dirección; Diana Escorza, responsable del diseño gráfico; Sergio Nava, en carácter de apoyo técnico; y Harumi Macías, maestra del IA quien es la titular de las materias referidas y la cual, además de fungir como asesora del proyecto, será la evaluadora del mismo. Cabe resaltar que Jorge Luis Roldán estuvo también a cargo del diseño de escenografía, iluminación y vestuario.

Al término de las dos funciones ofrecidas ayer, y tras los últimos aplausos precediendo el agradecimiento del director teatral a todos los colaboradores, así como al Instituto de Artes por brindarle el apoyo y el espacio, los espectadores dieron múltiples muestras de agrado ante la puesta en escena presenciada: “El hecho de compartirnos lo que aprende el alumnado en su recorrido por la licenciatura en arte dramático me parece un muy buen proceso para mejorar el acercamiento del público al teatro, y que los alumnos tengan estas experiencias con asesoramiento, creo que también es algo muy bueno. Personalmente, la obra me pareció muy divertida y la historia mantuvo la atención de quienes asistimos”, comentó Ángeles Hernández. Por su parte, desde un punto de vista más técnico debido a su formación como actriz y quien se encuentra a la mitad de la carrera, Elena Chavarría dijo haber encontrado una idónea utilización de lo que se encontraba en escena, así como de la iluminación. “Me gustó mucho el ritmo del montaje y el trazo de la obra, los movimientos, los cuales fueron precisos. El desenvolvimiento del actor también fue muy de mi agrado, porque lo sentí con mucha naturalidad en su papel”, aseveró la actriz en carácter de espectadora.

Body Language volverá a presentarse para todo el público que guste concurrir a la función el 8 de agosto a las 18 horas en el foro escénico El Cubo del Instituto de Artes; posteriormente, estará presentándose en diversos escenarios de la ciudad capitalina hidalguense.

Body Language

Comentarios