Tulancingo.- Luego de la presentación de Luis Alberto Palma Santos como representante indígena de la localidad Santa Ana Hueytlalpan ante la asamblea de Tulancingo, iniciaron sus labores, las cuales incluyen dar a conocer trámites y necesidades de la comunidad.

Se trata del segundo representante indígena en el país ante un órgano edilicio y el primero de Hidalgo, tras el proceso legal ciudadano llevado ante la sala superior Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

A mediados de octubre, el tribunal dictó sentencia a los expedientes ST-JDC-118/2019 y ST-JDC-159/2019, la cual estableció la obligación del ayuntamiento sobre contar con un representante indígena, en este caso de Santa Ana Hueytlalpan, donde inició el recurso legal.

Por lo anterior, Palma Santos, quien ha sido el encargado de organizar fiestas en su pueblo natal y de representar los intereses de esa comunidad, podrá presentar propuestas y peticiones ante el órgano edilicio.

La sentencia del TEPJF establece que el representante indígena tendrá derecho a voz, pero no contará con voto dentro de las sesiones de la asamblea municipal, además de que no percibirá sueldo o dieta por las actividades que lleve a cabo. De acuerdo con el fallo, solo ejercerá en el actual periodo de gobierno.

Además, el representante indígena contará con un espacio físico dentro de las instalaciones de la presidencia municipal, donde están ubicadas las oficinas de regidores; la intención es que Palma Santos cuente con las herramientas necesarias para atender a la población que lo requiera, así como para presentar las propuestas de forma adecuada.

Tulancingo cuenta con 12 colonias o comunidades con presencia de población indígena, que de acuerdo con testimonios, trabajan en procesos legales para contar con un representante ante el cuerpo edilicio municipal.

Comentarios