cuae3sma

Pachuca .-

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Hidalgo (Copriseh) activó las acciones de fomento y vigilancia sanitaria en restaurantes, marisquerías, pescaderías, ostionerías, unidades de productos acuícolas, mercados, tiendas de autoservicio, centrales de abasto, tianguis, purificadoras de agua y fábricas de hielo.

El arranque del programa dio inicio el 12 de febrero y culminará el primero de abril, periodo durante el cual se efectuarán acciones en los 84 municipios del estado, con fin de prevenir enfermedades gastrointestinales y vigilar la venta de productos acuícolas.

Las visitas de verificación se realizarán en establecimientos fijos y semifijos considerados de alto riesgo, sobre todo aquellos que vendan productos pesqueros crudos para consumo inmediato y que tengan malas prácticas higiénicas, así lo indicó la comisionada de Copriseh, Rosa Gabriela Ceballos.

Indicó que entre las actividades se incrementó la vigilancia sanitaria a establecimientos de producción, distribución o venta de productos del mar, con medidas de seguridad, incluida la suspensión de actividades en establecimientos.

De lo anterior, detalló que las principales causas de aplicación de medidas de seguridad y suspensión son: deficiencias en el manejo, conservación y etiquetado de los productos, uso de hielo y agua no potable, deficiencias en infraestructura y calidad del producto, presencia de fauna nociva.

Las autoridades sanitarias recomendaron a la ciudadanía que en caso de consumir productos pesqueros supervisen que la carne esté bien adherida a las espinas con un aspecto firme y rígido, las escamas pegadas al cuerpo y unidas entre sí, así como branquias limpias, brillantes de color rojo o rosado, ojos brillantes y sin manchas.

Respecto a los moluscos, la concha debe estar cerrada, y si se abre ligeramente, debe cerrarse al tacto, debe presentar una textura firme y el líquido interno debe ser abundante y de color claro.

De igual manera, en los crustáceos como camarón, langosta, langostino o jaiba, deben ver que la cabeza presente un aspecto translúcido, no debe tener manchas oscuras, que la carne sea firme, que posea un caparazón resistente y brillante.

Asimismo, se realizarán determinaciones de cloro libre residual del agua empleada para la preparación de productos en dichos giros.

La comisionada refirió que previo y durante la temporada de cuaresma se fortalecen las buenas practicas higiénicas, mediante capacitaciones en temas de cloración de agua, etiquetado sanitario de moluscos, almacenamiento, preparación y venta de productos precocidos, lavado de manos, uso de hielo potable para la conservación de productos pesqueros, claves de la OMS, indumentaria de trabajo y características adecuadas de: olor, color y apariencia de pescados y mariscos.

Comentarios